El mercado de telecomunicaciones móviles colombiano presenta una alta distorsión y fragmentación con muchos operadores disputándose pocos ingresos, lo cual debe resolverse para tener jugadores con solidez financiera que inviertan en la expansión de los servicios y el cierre de la brecha digital, afirmó Juan Carlos Archila, presidente de Claro Colombia, filial de América Móvil.

Durante el evento virtual Colombia 5G, organizado por DPL Group, Archila explicó que el problema pendiente del país no se trata de una concentración de competencia sino de inversión, pues no todas las empresas se han comprometido con la inyección de capital. Destacó que en los últimos cuatro años, sólo Claro ha mantenido una continuidad de inversión, con alrededor del 60 por ciento del gasto total en el sector.

Para poner a la nación en el liderazgo digital de América Latina, el presidente de Claro señaló que los operadores se deben comprometer con las inversiones y se necesita promover un proceso de consolidación del mercado o, de lo contrario, se tendría una estructura comercial insostenible, dado que el ARPU (ingreso promedio por usuario) en el país es muy bajo.

En tanto, el Presidente de Movistar Colombia, Fabián Hernández, consideró que el mercado móvil todavía no goza de gran competitividad y existe un alto índice de concentración. Agregó que el gobierno debe avanzar en una política de productividad digital, eliminando barreras regulatorias al despliegue de infraestructura a nivel local y a través de la creación de normas para fomentar la compartición de infraestructura.

Hernández dijo que uno de los retos más importantes en el país es impulsar el tendido de fibra óptica, que será necesario de cara a la próxima implementación de redes 5G, debido a que el desarrollo hasta ahora se encuentra atrasado en comparación con otras naciones de la región latinoamericana.

Sergio González, presidente de ETB de Bogotá, coincidió en que uno de los desafíos más relevantes es eliminar la brecha digital, sobre todo durante y después de la contingencia provocada por la Covid-19, que ha llevado a muchas personas a realizar actividades en línea que dependen de una conexión a Internet. La pandemia ha propiciado un mayor consumo de los servicios de telecomunicaciones, por lo que se debe seguir invirtiendo para satisfacer las necesidades de conectividad de los usuarios, puntualizó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here