La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos solicitó una revisión formal de la banda de 5.9 GHz para ser utilizada para servicios Wi-Fi. Pero estas frecuencias actualmente están reservadas para los fabricantes de automóviles.

Fue la misma FCC que decidió en 1999 apartar 75 MHz de espectro en esas frecuencias para el servicio de Comunicaciones Dedicadas de Corto Alcance (DSRC, por sus siglas en inglés), que permite que los vehículos se comuniquen entre sí.

Ajit Pai, presidente de la FCC, dijo esta semana durante el Congreso Mundial de Wi-Fi en Estados Unidos, que es momento de examinar la asignación, debido a que la industria automotriz ahora respalda el estándar de Cellular Vehicle to Everything (C-V2X), que usa protocolos celulares estándar con 4G para proporcionar comunicaciones directas entre vehículos, entre vehículos e infraestructura como postes de luz, o entre vehículos y otros actores como peatones o trabajadores de carreteras.

“Dado el remolino del debate y los vastos cambios tecnológicos que han ocurrido desde que la Comisión asignó la banda de 5.9 GHz hace 20 años, creo que ha llegado el momento de que la FCC revise esta banda. Deberíamos abrir un procedimiento de reglamentación, buscar comentarios sobre varias propuestas para el futuro de la banda y utilizar el registro que recopilamos para tomar una decisión final sobre cómo se debe asignar la banda”, manifestó Pai durante el encuentro.

Según fuentes cercanas al regulador, se tomaría la decisión en junio. Pai detalló las opciones del futuro de la banda de 5.9 GHz: mantenerla reservada para DSRC; asignar la banda específicamente para C-V2X u otras tecnologías de comunicaciones para el sector automotriz; dividir la banda entre uso automotriz y espectro no licenciado; o asignar los 75 MHz para uso no licenciado.

De acuerdo con un estudio de la consultora Rand que citó Pai, abrir esa banda de espectro podría agregar entre 60 mil millones y 105 mil millones de dólares anuales al producto interno bruto (PIB) del país.

A favor y en contra

La Asociación de Internet y Televisión (NCTA), que representa a las principales compañías de cable y contenido, elogió la medida e instó a que se use para Wi-Fi: “Ese espectro es demasiado valioso para el futuro económico de nuestro país como para dejarlo sin uso por más tiempo”.

Por su parte, los fabricantes de automóviles analizan si proceder con el sistema DSRC o usar un sistema basado en 4G ó 5G. En abril pasado, Toyota Motor Corp. dijo que estaba deteniendo los planes para instalar la tecnología DSRC en los vehículos en Estados Unidos y aseguró que necesitaba más apoyo del gobierno federal para preservar la banda de 5.9 GHz.

En la misma sintonía, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico de Carreteras (NHTSA) sostuvo que es crucial para la seguridad de los automóviles preservar la banda. Señaló que hay más de 70 implementaciones activas de comunicaciones con miles de vehículos que ya están en la calle.