smart city

La Comisión Europea (CE) adoptó nuevas reglas para acelerar el despliegue de sistemas inteligentes en las carreteras de Europa que permitirán la comunicación entre los vehículos.

La nueva regulación se aplicará a los Sistemas Cooperativos de Transporte Inteligente (C-ITS), una tecnología que posibilita a los vehículos “hablar” entre sí con la infraestructura de la carretera y con otros usuarios del camino, por ejemplo, sobre situaciones peligrosas, obras viales y la sincronización de los semáforos.

La Comisión informó que a partir de este año, los vehículos, las señales de tráfico y las autopistas estarán equipadas con tecnología para enviar mensajes estandarizados a todos los participantes del tráfico a su alrededor.

Las especificaciones establecen los requisitos legales mínimos para la interoperabilidad entre los diferentes sistemas cooperativos utilizados.

La interoperabilidad permitirá a todas las estaciones equipadas intercambiar mensajes con cualquier otra estación de forma segura en una red abierta.

Las nuevas reglas están en línea con las propuestas sobre movilidad limpia y buscan contribuir al objetivo a largo plazo de la Unión Europea de llegar a cerca de cero muertes y lesiones graves para 2050 (Vision Zero).

Se espera que el elemento cooperativo, habilitado por la conectividad digital entre los vehículos y entre los vehículos y la infraestructura de transporte, haga el transporte por carretera más seguro, más limpio y más eficiente.

“Esta decisión brinda a los fabricantes de vehículos, operadores de carreteras y otros la seguridad jurídica tan esperada necesaria para iniciar el despliegue a gran escala de los servicios C-ITS en toda Europa, mientras se mantiene abierto a las nuevas tecnologías y desarrollos del mercado”, declaró la comisionada de Movilidad y Transportes, Violeta Bulc.

GSMA critica adopción

La GSMA se manifestó en contra de la adopción de las nuevas reglas, bajo el argumento de que la CE ignoró la innovación y la elección, luego de que la organización respaldara la adopción de la tecnología Wi-Fi en los coches conectados a través de la conectividad celular.

La tecnología C-ITS incluye conectividad ITS-G5, que es compatible con el estándar 802.11p Wi-Fi; sin embargo, la GSMA describió la tecnología como desactualizada.

En un comunicado, la organización de la industria móvil dijo que la decisión arriesga “socavar el futuro 5G de Europa” y pone en peligro la competitividad digital del continente.

Instó a los Estados miembros de la Unión Europea y al Parlamento Europeo a rechazar las reglas propuestas a favor de “tecnologías más avanzadas”, como el Cellular V2X” (C-V2X).

“Dado que C-V2X es un bloque de construcción clave para futuras redes 5G y como los autos conectados son uno de los casos de uso más importantes de 5G, esta decisión de priorizar 802.11p dificultará la implementación de 5G”, explicó la GSMA.

2 COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here