La Comisión Europea aprobó la entrega de cupones por 200 millones de euros a familias de bajos ingresos en Italia, para que puedan acceder a servicios de banda ancha de alta velocidad y reducir con ello la brecha digital en el país.

Margrethe Vestager, vicepresidenta Ejecutiva encargada de la política de competencia, señaló que “es importante contribuir a abordar la brecha digital del país, que se ha vuelto aún más evidente por el brote de coronavirus (…). El plan garantizará que familias elegibles puedan trabajar y estudiar en línea sin costo adicional, a través de la tecnología que elijan”.

El objetivo del esquema es que familias de bajos ingresos ocupen los cupones para comprar servicios de banda ancha con velocidades de descarga de 30 Mbps o más, si se cuenta con la infraestructura adecuada en la zona. Los cupones también aplican para la provisión de tabletas o computadoras personales.

Italia notificó la medida de apoyo a la evaluación de la Comisión, con arreglo a las normas de la Unión Europea sobre ayudas estatales. Después de la evaluación, la Comisión concluyó que la medida era tecnológicamente neutral y las familias elegibles podrán usar el cupón para suscribirse a cualquier servicio de banda ancha de acceso de próxima generación (NGA) del proveedor de su elección.

Además, no habrá discriminación, ya que todos los proveedores de telecomunicaciones que proporcionen servicios NGA y el equipo de usuario final requerido tendrán la posibilidad de ofrecer sus servicios. Italia tomará medidas para evitar cualquier distorsión de la competencia y supervisará que el esquema no se utilice para reemplazar suscripciones existentes de NGA.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here