La Comisión Europea aprobó, con condiciones, la adquisición propuesta de control conjunto sobre Inwit por parte de Telecom Italia (TIM) y Vodafone.

El acuerdo de fusión determina que Inwit reunirá las torres de telecomunicaciones de TIM y Vodafone ubicadas en Italia y alquilará espacio en estos emplazamientos, principalmente a operadores de telecomunicaciones.

En un comunicado de este viernes, la Comisión Europea informó que la propuesta de fusión les generó preocupaciones, ya que, de aprobarla, podría reducirse la competencia en el mercado de alquiler de espacios en torres en municipios italianos con más de 35 mil habitantes, afectando a operadores móviles y de acceso inalámbrico fijo.

Asimismo, la fusión excluiría a los operadores de telecomunicaciones del mercado, restringiendo su acceso al espacio en las torres de TIM y Vodafone en estos mismos municipios, con lo que afectaría, además, a los nuevos operadores que ingresen al mercado italiano en un futuro y quieran desplegar su red.

Ante estas preocupaciones, tanto TIM como Vodafone ofrecieron un paquete de compromisos entre los que se encuentran: poner a disposición espacio libre en 4 mil torres en los municipios con más de 35 mil habitantes, para que terceros instalen, operen, mantengan y usen sus equipos para proveer sus servicios; Inwit dará publicidad apropiada a las torres disponibles, además de que adoptará un procedimiento para responder oportunamente a las solicitudes de acceso a terceros a las torres, negando el acceso sólo por cuestiones técnicas.

Bajo estos compromisos la transacción fue aprobada, al dejar de plantear problemas de competencia.

Los planes fueron anunciados a mitad del año pasado, en el que se haría una transferencia de los mástiles móviles italianos de Vodafone a Inwit, la subsidiaria propiedad del 60 por ciento de TIM. La fusión está valorada en 10 mil millones de euros (11.2 mil millones de dólares), y ambas compañías tendrán una participación del 37.5 por ciento e igualdad de gobernanza en el nuevo Inwit.

Margrethe Vestager, comisaria de Competencia de la UE, mencionó que la rápida implementación de la tecnología 5G en Italia beneficiará a los consumidores y empresas nacionales, por lo que la aprobación de la creación de la empresa conjunta permitirá lograr conjuntamente este objetivo, sin comprometer la competencia minorista y mayorista.

La Comisión Europea dijo estar a favor de la práctica de compartición de redes, ya que puede facilitar su despliegue al reducir los costos, pero para no generar un impacto negativo en la competencia, se debe encontrar un equilibrio adecuado entre la cooperación y la competencia para garantizar el cumplimiento de las normas antimonopolio de la UE.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here