Comisión Europea investiga fusión de ARM y Nvidia por riesgo de monopolio

207

La Comisión Europea (CE) abrió una investigación en profundidad para evaluar la adquisición de ARM por Nvidia,  en virtud del Reglamento de Fusiones de la Unión Europea.

Las compañías presentaron la propuesta de transacción ante la CE el 8 de septiembre de 2021 y el 6 de octubre Nvidia remitió sus compromisos para abordar algunas preocupaciones preliminares de la Comisión, la cual, ahora tiene 90 días hábiles, hasta el 15 de marzo de 2022, para tomar una decisión

Lee también: Nvidia, ¿interesado en adquirir Arm?

A la Comisión Europea le preocupa que la entidad fusionada tenga la capacidad y el incentivo para restringir el acceso de los rivales de Nvidia a la tecnología de Arm y que la transacción propuesta pueda conducir a precios más altos, menos opciones y menor innovación en la industria de los semiconductores

Relacionado: Tecnológicas estadounidenses se oponen a adquisición de Arm por Nvidia

Nvidia desarrolla y suministra productos de procesador para diversas aplicaciones, incluso en centros de datos, Internet de las Cosas (IoT), aplicaciones de automoción y juegos.

Mientras que Arm concede licencias de propiedad intelectual (IP) para las unidades de procesamiento, en particular para los fabricantes de chips de semiconductores y los desarrolladores de Sistemas sobre el Chip (SoC).

Por ello, al adquirir Arm, Nvidia obtendría el control total sobre la tecnología y el negocio de licencias de Arm. Y a la Comisión Europea le preocupa que la entidad fusionada restrinja o limite el acceso a la tecnología de Arm por parte de los proveedores de procesadores con los que Nvidia puede competir.

Y considera que la fusión podría reducir la competencia en el mercado del suministro de procesadores en diferentes áreas, como los CPUs de los centros de datos y los SoC.