Un comisionado de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), Geoffrey Starks, urgió al gobierno federal de Estados Unidos a que sustituya la tecnología de Huawei que ya existe en las redes de comunicación, no sólo centrarse en el “riesgo a la seguridad” que representa la construcción de la red 5G.

Los operadores compraron equipos de la compañía china porque son cuatro veces más baratos que los de otros fabricantes, apuntó Starks en una columna en The Hill.

Por ello, en las redes inalámbricas Huawei está presente en antenas, radios, dispositivos que transportan datos, enrutadores y conmutadores. En su opinión, la FCC debe rastrearlos y financiar su reemplazo.

De lo contrario, Starks señaló que la participación de la empresa China puede vulnerar la infraestructura crítica, los sistemas financieros, la atención médica e incluso los sistemas de transporte.

Además, dijo que el reemplazo de la tecnología de Huawei debe ser financiado debido a que muchos operadores afectados son pequeños y no soportarán en solitario los costos que implica, los cuales van de 150 millones a mil millones de dólares.

Hace unos días, luego del veto de Donald Trump a Huawei, un grupo bipartidista de Washington presentó un proyecto de ley que contempla subvencionar con 700 millones de dólares a los proveedores de telecomunicaciones rurales para que puedan retirar los equipos chinos de sus redes. Reemplazarlos costaría entre 800 y mil millones de dólares, según valuó la Asocaciòn Inalámbrica Rural.

Geoffrey Starks también votó a favor de no permitir que China Mobile opere en territorio de Estados Unidos, bajo la lógica de que, al igual que Huawei, podría “espiar” actividades de inteligencia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here