A siete años de la creación del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de México, que los cumple el próximo 10 de septiembre, se busca una renovación en sus roles y regulación de las telecomunicaciones y la radiodifusión.

Sóstenes Díaz, comisionado del órgano regulador, conversó con DPL News y aseveró que ha llegado el momento de que desde el Pleno del IFT se impulsen nuevos proyectos que vayan conforme a la evolución tecnológica y de competencia.

El funcionario del IFT dijo que es necesario un plan nacional digital que tenga una coordinación a nivel federal que permita sacar provecho de las nuevas tecnologías como las redes 5G, Internet de las Cosas, soluciones en la nube, Inteligencia Artificial, entre otras.

“Se requiere de un plan nacional, de una coordinación nacional que permita tomar ventaja de todas estas tecnologías y mitigar riesgos. 

“El IFT debe replantear el funcionamiento en torno de esta nueva realidad, para evitar exclusión de la nueva economía”, apuntó Díaz.

Por ello, el IFT ha puesto a consulta pública su Hoja de Ruta 2020-2024, en la cual plantea cinco objetivos estratégicos, incluidas 14 estrategias institucionales y 54 líneas de acción regulatoria.

“Por ejemplo, el rol del Instituto en el desarrollo y uso eficiente de redes de telecomunicaciones y radiodifusión, particularmente en una nueva generación. Se ven temas de infraestructura pasiva, activa, interconexión. 

“También nuestro rol de autoridad de competencia. Tenemos que ver que estas nuevas tecnologías no propicien efectos anticompetitivos en el mercado, es decir, que se utilicen todos los datos que se recaban como una barrera de entrada para la coordinación de precios y más conductas.

“También nos involucramos en temas de economía digital, ciberseguridad, cuál es el rol del Instituto, si van a ser normas en temas de protección de datos, si se va a colaborar con otras actividades…”, detalló el comisionado Sóstenes Díaz.

Evolución digital apunta a 5G

El comisionado del órgano regulador mexicano afirmó que las organizaciones públicas tienen la obligación de evolucionar conforme lo hace la tecnología para aprovecharla en cualquier ámbito, desde el educativo y de salud, hasta la agricultura y la propia administración pública.

Sóstenes Díaz comentó que es importante el impulso que le den a la nueva generación de redes 5G, pues ésta será primordial para el avance hacia la digitalización de todas las industrias.

No sólo se trata de que las industrias en sí mismas avancen, sino de las consecuencias que ello acarreará: beneficios para la población que tendrán más servicios y de mejor calidad.

“Tenemos que impulsar el desarrollo de redes 5G en México por todo lo que ello implica. Si vemos el tema de cobertura social, a través de redes 5G podemos hacer que la gente en zonas remotas se pueda conectar de una manera más parecida al Internet de banda ancha fija”, aseguró el comisionado del IFT.

Sensibilizar a autoridades para reducir pago de derechos

Uno de los temas en los cuales el IFT trabaja es en la sensibilización de autoridades, sobre todo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para acordar una disminución en el pago de derechos anuales por el espectro radioeléctrico por parte de los concesionarios.

Sóstenes Díaz dijo durante la entrevista que es importante que las autoridades federales tengan un plan integral que les permita, por un lado, tener ahorros considerables que pueden otorgar las tecnologías.

Como consecuencia de ello, disminuir el pago de derechos anuales de espectro, que es uno de los más caros a nivel mundial y puede inhibir inversiones en el sector.

“El tema del pago de derechos de espectro lo establece Hacienda. Nosotros licitamos y cuando son las renovaciones establecemos cuánto pagar por esa renovación. Hemos estado en constante contacto con la Secretaría de Hacienda y le hemos enviado lo que debería ser el pago de derechos y la importancia del espectro para el despliegue de redes. Estamos tratando de sensibilizar a las autoridades para que se reduzca el pago de derechos.

“Es difícil para Hacienda porque renunciarían a una recaudación importante y al final del día se usa en diversos sectores. Dinero que no entra por telecomunicaciones se dejaría de gastar en el sector salud; no es sencilla la decisión para el Gobierno Federal. Pero las telecomunicaciones permiten llevar educación y salud de manera más barata y de calidad”, aseveró Díaz.

Regulador independiente y autónomo

La propuesta del Senador Ricardo Monreal de agrupar en un sólo regulador las funciones del IFT, de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE), sería un retroceso.

El comisionado Sóstenes Díaz dijo que eso ya se tuvo antes de la reforma a las telecomunicaciones de 2013 y de la creación del IFT, y no funcionó.

Destacó que aunque el IFT tiene áreas de oportunidad, en las cuales trabajan constantemente, el regulador ha sido exitoso en diversos asuntos regulatorios que han otorgado beneficios a los usuarios, como la disminución de tarifas, mayor calidad de servicios y protección de los usuarios.

“Antes de la reforma de 2013 había una sola autoridad de competencia y había un procedimiento a seguir entre la Cofeco y la ex Cofetel para regulación asimétrica. La Cofeco analizaba mercados de telecomunicaciones y declaraba si existía poder sustancial de mercado. Una vez hecha esa declaratoria, pasaba la estafeta a la Cofetel y ésta era la que se encargada de establecer regulación asimétrica. Esos procedimientos llevaron 10 años y nunca hubo manera de regular asimétricamente a los sectores que tenían poder sustancial de mercado”, aseveró.

Concluyó que se debe dar certeza jurídica y otros facilitadores a las inversiones a los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión. Éstos, tras la crisis que ha dejado la pandemia de Covid-19, apuntalarán todos los sectores de la economía.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here