¿Cómo la IA puede ayudar a saber lo que pasa al interior de las patrullas?

Motorola Solutions lanzó un sistema de video con Inteligencia Artificial que registra los incidentes en el asiento de pasajeros de los vehículos de seguridad pública.

284

La seguridad pública es un nicho donde las aplicaciones tecnológicas buscan mejorar la eficiencia y la capacidad de los policías y agentes de primera línea que deben resguardar a la ciudadanía todos los días.

Motorola Solutions es una de las empresas que tiene un amplio abanico comercial en este sector. A su oferta, este miércoles agregó un nuevo sistema de video M500 que permite tener un registro y análisis visual de lo que pasa en los asientos de pasajeros de las patrullas.

M5D Control Panel

El sistema M500 usa la Inteligencia Artificial (IA) para realizar análisis avanzado del interior del vehículo, detectar anomalías o amenazas y habilitar una respuesta oportuna en situaciones críticas de seguridad.

La empresa de comunicaciones destacó que la solución “está brindando capacidades más poderosas al vehículo policial para mejorar la conciencia y la seguridad, al mismo tiempo que se genera confianza y transparencia en todas las comunidades”.

También lee: Compass Decision, la nueva apuesta de Motorola Solutions por el video inteligente

Además de que el sistema registra y guarda automáticamente los incidentes en video, está equipado con una función de reconocimiento avanzado de matrículas para enviar alertas o identificar vehículos sospechosos; se enlaza en automático con las cámaras corporales de los oficiales, y puede integrarse al software del centro de comando para transmitir video o imágenes en vivo.

License Plate Recognition

“La IA apoya a los oficiales con información procesable que complementa el proceso humano de toma de decisiones, aportando valor en todo el flujo de trabajo de seguridad pública”, afirmó Motorola Solutions.

Pero, según la empresa, esto sólo es una muestra del potencial que tiene la Inteligencia Artificial en la seguridad pública. En el futuro, será una tecnología clave para responder a situaciones de crisis más complejas.