¿Cómo luce una fábrica inteligente?

1365

Las organizaciones de todo el mundo están integrando soluciones de Internet de las cosas (IoT) en sus modelos de negocio. El IoT está en el centro de los cambios que se están implementando en muchas industrias, y está estrechamente relacionado con lo que se considera como Industria 4.0, la tendencia actual en la manufactura.

¿Te has preguntado cómo funciona una fábrica inteligente?

Una descripción general de las fábricas inteligentes es que implican una fabricación altamente digitalizada y conectada para realizar funciones extendidas más allá de la automatización.

La conectividad de red permite a una fábrica inteligente utilizar los datos recopilados de su entorno como base para una respuesta más autónoma, adaptable y flexible a cualquier cambio que pueda ocurrir en su entorno. En otras palabras, las fábricas inteligentes son conscientes del contexto en el que se ubican.

Para que estas capacidades funcionen en una fábrica inteligente, debe contar con el respaldo de un sistema en segundo plano que tome información de los mundos virtual y físico que la rodea.

Por lo tanto, la información que circula dentro de una fábrica inteligente puede variar desde modelos de simulación (virtuales) hasta condiciones de la herramienta (físicas).

Esta fusión de información del mundo físico y virtual es posible gracias a los sistemas ciberfísicos (CPS) y los sistemas de IoT, que trabajan juntos para ampliar las capacidades de las máquinas en la fábrica:

Sistemas ciberfísicos. Los CPS, como los robots y los sistemas de control de procesos, implican la integración de procesos físicos, computacionales y de red.

Sistemas de IoT. Los sistemas de IoT se encargan de conectar los objetos inteligentes como sensores y controles automatizados a una red para ampliar sus funciones.

Capacidades

Virtualización. Con la capacidad de los CPS para monitorear procesos físicos, una fábrica inteligente puede simular o crear una copia virtual del mundo real que lo rodea. Esto permite una visión más transparente de todo el proceso de fabricación para los operadores.

Descentralización. En una fábrica inteligente, el control no se limita a una sola unidad informática. Debido a que los CPS funcionan de manera independiente, una fábrica inteligente puede ser más flexible y optimizada para resolver problemas.

Respuesta en tiempo real. Una fábrica inteligente tiene la capacidad de reaccionar ante los problemas que pueden ocurrir sobre la marcha. Los datos se monitorean en tiempo real para que la fábrica pueda responder a lo que sucede a su alrededor.

¿Cómo luce una fábrica inteligente?