El Universal Carla Martínez

El 96% de los mexicanos tienen acceso a los contenidos de la televisión abierta y tienen derecho a opinar sobre los contenidos audiovisuales.

Con la entrada en vigor de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión en 2014, las audiencias tienen derecho a recibir contenidos que reflejen el pluralismo ideológico, político, social y cultural, así como el lingüístico de la Nación.

También a recibir programación oportuna que incluya diferentes géneros que respondan a la expresión de la diversidad, pluralidad de ideas y opiniones que fortalezcan la vida democrática de la sociedad.

La Ley obliga a que las televisoras tengan una defensoría de audiencia y su representante tiene la responsabilidad de recibir, documentar, procesar y dar seguimiento a las observaciones, quejas, sugerencias, peticiones o señalamientos de las personas que componen la audiencia.

“La actuación del defensor de la audiencia se sujetará, exclusivamente, al Código de Ética del concesionario, y únicamente rendirá cuentas a la audiencia y a las instancias que, en su caso, prevea el propio Código de Ética”, destaca la Ley.

Las televisoras comerciales se unieron y es la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) la que cuenta con un defensor de las audiencias que recibe los comentarios y quejas derivados de los programas de los concesionarios de televisión abierta comercial.

Para enviar una opinión es posible llenar un formulario en https://cirt.mx/comentar-un-programa/

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here