El Universal – Carla Martínez

Si usted ha recibido un mensaje SMS en su smartphone sin solicitarlo, con el siguiente texto: “Está iniciando el cambio de empresa de telefonía móvil” o “tu portabilidad está en proceso”, formas parte de un proceso de portabilidad no consentida.

Cifras del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) indican que de octubre del año pasado a marzo de 2019 un total de mil 117 usuarios reportaron que fueron parte de un proceso de portabilidad que no pidieron a su empresa celular de origen.

Telcel informó que lleva a cabo una campaña informativa con sus clientes a quienes les solicita que no compartan el NIP que reciben en mensajes de texto SMS, si no desean realizar el cambio de compañía telefónica.

“No llamamos para pedir el NIP de portabilidad, si esto sucede les pedimos [a los usuarios] que contacten a su operador”, indicó Telcel a EL UNIVERSAL.

Por su parte, Telefónica Movistar señaló que no porta a ningún usuario sin su consentimiento.

“El proceso de portabilidad contempla una reversión, la cual se instrumenta para cualquier persona que no quiera ser portada a la compañía”, explicó la empresa.

Entre octubre y diciembre de 2018, así como en el primer trimestre de este año, la empresa más afectada ha sido AT&T. En el primer periodo registró 496 quejas por portabilidad no consentida y en el segundo periodo 482.

“Por ahora estamos alertando que AT&T no pide ningún NIP para que, por favor, no lo compartan. Sabemos que somos la empresa más afectada y estamos trabajando para que la reversibilidad sea más amigable para nuestros usuarios”, subrayó AT&T.

Los usuarios de telefonía fija y móvil tienen el derecho de hacer el cambio de compañía manteniendo su número, a este proceso se le denomina portabilidad.

Para realizar el trámite, el usuario de telefonía celular debe pedir al operador generar un NIP, el cual se recibe en la línea y tiene una vigencia de 15 días.

Con el NIP y una identificación oficial, la persona debe acudir a la empresa a la que quiere cambiarse, a sus centros de atención o hacerlo por internet, si la compañía cuenta con esa modalidad.

Jorge Bravo, analista de Digital Policy and Law, opinó que es una práctica que deben evitar los operadores: “Tiene que ver con algo más delicado, se refiere a compartir bases de datos de teléfonos de usuarios y se cometen este tipo de portaciones sin su consentimiento, porque los operadores tienen acceso a los datos de los usuarios”, señaló Bravo.

Para evitar que esta situación crezca, el analista recomienda que el regulador hable con la industria, con los operadores de telefonía, para que se detenga y elimine esta práctica novedosa que afecta los derechos de los usuarios de telefonía móvil.

16jun19-movil.gif

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here