Con el propósito de impulsar la innovación en el transporte en el Reino Unido, un consorcio de organismos de movilidad arrancó el desarrollo de Midlands Future Mobility: un entorno de prueba de movilidad futura con una longitud de 300 kilómetros en el área de Midlands, que abarca desde la región de Coventry hasta Birmingham, donde se probarán vehículos autónomos conectados (CAV) en carreteras urbanas, rurales, suburbanas y de carretera.

En el proyecto participan instituciones educativas como el Departamento de Investigación de la Universidad de Warwick (WMG) y Coventry University, MIRA, la compañía independiente AVL, Transport for West Midlands, Costain, Amey, Wireless Infrastructure Group, y Highways England.

El proyecto Midlands Future Mobility informó que los primeros tipos de vehículos CAV que se probarán en la ruta serán autos “conectados” que pueden comunicar entre sí aspectos de tráfico y peligros en la ruta.

Los 300 kilómetros de ruta incluirán infraestructura de videovigilancia CCTV inteligente, estaciones meteorológicas, unidades de comunicaciones y GPS de alta precisión.

En las primeras etapas del proyecto, los vehículos en la ruta Midlands Future Mobility no se conducirán por sí mismos, tendrán un conductor y, ocasionalmente, una segunda persona que supervisará cómo funcionan los vehículos.

Midlands Future Mobility detalló que los planes apuntan a extender la ruta a finales de este año, con el objetivo de incluir caminos rurales y de carretera, y abarcará hasta 350 kilómetros.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here