Milenio Silvia Rodríguez y Karen Guzmán

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera aseguró que, con el gravamen a las plataformas digitales impuestos a partir de junio de este año y teniendo un mecanismo estable de recaudación, los impuestos digitales podrían llegar a representar hasta 100 mil millones de pesos, dado que las actividades de las empresas que ofrecen servicios por este mecanismo oscilan entre 5 y 6 por ciento del producto interno bruto (PIB); esto es, alrededor de 1.3 billones de pesos.

En la conferencia de la Secretaría de Economía, el funcionario señaló que los impuestos a plataformas digitales no son nuevos, incluso ya se tenía un programa piloto desde 2019 que incluía la retención de impuestos en 8 plataformas y dos prestadores de servicios, para que junto con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) habían comenzado a afinar las reglas.

Uber, Airbnb o Netflix están reteniendo algunos de los impuestos asociados a las operaciones, no es distinto en absoluto a lo que pasaría si se va al cine y pagan el boleto en el que está asociado un IVA y no van y le pagan a Hacienda el equivalente después, sino que la empresa lo paga a su nombre”.

Durante el 2019 el gobierno de México presentó el Paquete Fiscal 2020 que incluyó modificaciones a la Ley de Ingresos y a la Ley del IVA, incorporando impuestos a los productos digitales. Estos impuestos no se habían tenido en cuenta en la Ley vigente al 2019, ya que ésta databa de 1970, cuando empresas como Google y Amazon aún no habían nacido.

“La idea de todo este programa era modernizar y alinear el sistema tributario mexicano a una nueva realidad, una realidad en la que una parte muy alta del consumo y el consumo de servicios no se hace ya de manera presencial sino de manera digital”, explicó.

Agregó que, hasta hace unos años, los impuestos estaban diseñados para bienes tangibles por lo que el uso de plataformas digitales ha ocasionado un reto muy importante para las finanzas públicas, sobre todo en encontrar cuál es la forma correcta y justa para gravarlos.

Añadió que, hasta hace unos años, los impuestos estaban diseñados para bienes tangibles por lo que el uso de plataformas digitales ha ocasionado un reto muy importante para las finanzas públicas, sobre todo en encontrar cuál es la forma correcta y justa para gravarlos.

Herrera señaló que, en los últimos años, el uso de las plataformas digitales ha mantenido un crecimiento exponencial cambiando la forma de consumo en la mayoría de los productos y servicios en todo el mundo; sin embargo, en los últimos dos meses a causa de la pandemia generada por el coronavirus, han aumentado las tasas de uso de esto servicios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here