Luego del reciente lanzamiento de la plataforma de transmisión de video vía streaming, Disney+, los hackers no perdieron el tiempo y enseguida se dieron a la tarea de hackear un gran número de cuentas para venderlas a precios mucho más accesibles e incluso transmitir de forma gratuita.

El lanzamiento de la plataforma tuvo lugar el 12 de noviembre, aunque sólo está disponible en Estados Unidos, Canadá y los Países Bajos; no obstante, durante sus primeras 24 horas de servicio, acumuló cerca de 10 millones de clientes.

“Disney se toma muy en serio la privacidad y la seguridad de los datos de nuestros usuarios y no hay indicios de una violación de seguridad en Disney+”, dijo la compañía en un comunicado enviado por correo electrónico a The Washington Post.

ZDNet descubrió que las cuentas comprometidas están surgiendo en foros de piratería en Internet, vendiéndose por 3 a 11 dólares cada una. Una suscripción a Disney+ cuesta 7 dólares al mes. En ciertos foros de piratería, ZDNet descubrió que las credenciales de Disney+ se ofrecen de forma gratuita.

Como la mayoría de los servicios de transmisión, Disney Plus permite compartir contraseñas, lo que significa que se puede acceder a una cuenta desde diferentes dispositivos en diferentes ubicaciones, incluso en lugares remotos. Disney+ tampoco tiene autenticación de múltiples factores, lo que requeriría que alguien confirme su identidad más allá del inicio de sesión y la contraseña estándar antes de iniciar sesión con éxito en una cuenta. La autenticación multifactor a menudo implica una pregunta de seguridad adicional o un código enviado al usuario por correo electrónico o por teléfono.

Cabe señalar que el problema de hackeo no es particular de Disney, otras compañías del mismo giro como Netflix, Amazon Prime y Hulu se han enfrentado durante mucho tiempo a luchas similares.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here