La Jornada Julio Gutiérrez

Casi 2 millones de habitantes en México no cuentan con servicios básicos de electricidad para acceder al modelo de educación en línea planteado por la administración federal ante la pandemia de Covid-19, revelan cifras oficiales.

De acuerdo con el Programa de Desarrollo Eléctrico Nacional, presentado por la Secretaría de Energía, hasta el año pasado un millón 800 mil habitantes no tenían servicios de electricidad, sobre todo en las comunidades rurales de los estados históricamente marginados.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha detectado que, por entidad federativa, Chihuahua es la que tiene el mayor número de comunidades sin electricidad, con mil 445. Le siguen Chiapas, con 805, y Durango, con 601.

Según información del portal de transparencia de la empresa productiva del Estado, en Guerrero hay 569 municipios que carecen de servicios eléctricos y en Veracruz 534.

El modelo de enseñanza a distancia puesto en marcha por el gobierno federal plantea un esquema en el que los estudiantes deben tomar clases por televisión e Internet.

Otros números

Datos de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y uso de Tecnologías de la Información en los Hogares, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, indican que el año pasado 33 millones de hogares mexicanos contaban con al menos un televisor y la televisión satelital tiene una cobertura de 92.5 por ciento de la población.

Por su parte, cifras del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) señalan que en el país solamente 55 por ciento de los habitantes tienen acceso a banda ancha fija, es decir, Internet por medio de un módem, lo cual significa que cinco de cada 10 carecen de ese tipo de tecnología, por la cual se emitirán clases simultáneas a las televisivas.

El mismo IFT informa que 77 por ciento de habitantes cuentan con acceso a banda ancha móvil o datos para navegar en Internet mediante un dispositivo celular. Eso significa que tres de cada 10 no tienen datos móviles.

Gonzalo Rojón, analista de la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU), comenta en entrevista que, en detalle, en el país hay al menos un dispositivo móvil por habitante, pero de éstos sólo 72 por ciento tienen datos móviles y no todos son dispositivos inteligentes, con los cuales se puede acceder a las plataformas de educación a distancia.

Hay que considerar que, en todo caso, existe gran cantidad de personas que no tienen siquiera acceso a un buen Internet, que corre lento en algunas partes. Entonces, hablamos de que es un tema complicado. ¿Se pudo evitar esto? Sí, con inversiones y cambiando la reforma a las telecomunicaciones para que el competidor preponderante no domine el mercado, pero ahora es momento de buscar soluciones, subrayó el especialista.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here