Resolver el tráfico y la congestión creciente en las ciudades representa uno de los mayores desafíos de los gobiernos locales, para lo cual surgen nuevas alternativas basadas en la tecnología, desde aplicaciones para la compartición de viajes, hasta plataformas de gestión de tráfico que permitan a las autoridades acceder a información clave basada en evidencias, como lo ha propuesto DiDi en ciudades como Guadalajara y Puebla.

Tonatiuh Anzures, Director de Relaciones con Gobierno de DiDi México, destacó la importancia de abordar los problemas de tráfico en las ciudades con una visión interconectada entre todos los actores, incluidas empresas, gobierno, academia y sociedad, con un enfoque basado en los nuevos paradigmas habilitados por la tecnología.

Durante su participación en el IV Congreso Iberoamericano ITS, el directivo indicó que la tecnología ofrece nuevas soluciones para la mejora de los servicios de transporte, tales como el impulso a un transporte multimodal, que considere la evolución hacia la integración de los vehículos autónomos y eléctricos.

La congestión vial representa un alto costo para los ciudadanos. Según un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) y sin tráfico, la congestión vial en México genera costos por alrededor de 94 mil millones de pesos al año, al considerar factores como el tiempo perdido.      

​​Relacionado | Smart Transportation, la solución de DiDi sin inversión en infraestructura para mejorar la movilidad urbana

Con la intención de aprovechar la información generada por su plataforma, y contribuir a las acciones de las autoridades por reducir la congestión vehicular, DiDi desarrolló la solución Smart Transportation, la cual aprovecha la información generada por los conductores para proveer con datos relevantes sobre el tráfico y sugerencias de optimización de semáforos a las autoridades.    

Anzures señala que soluciones como la propuesta por DiDi son una alternativa eficiente y de bajo costo comparado con otro tipo de infraestructura física para el manejo del tráfico, tales como los radares o sensores que se están usando en otras ciudades. Es decir, soluciones como Smart Transportation no requieren de infraestructura física ni la inversión que esto implicaría.

Actualmente, Smart Transportation se encuentra en operación en 20 ciudades de China, Guadalajara y una primera implementación en Puebla, con la intención de trabajar con otros gobiernos y autoridades de tránsito en el país.

“Las ciudades chinas y las mexicanas comparten muchos de los grandes retos: son ciudades extendidas, de gran población y un reto enorme en materia de transporte y movilidad para que las personas ejerzan sus derechos humanos: derecho al trabajo, al entretenimiento… la idea para nosotros es ser ese vehículo que permita agregar valor”, agregó Anzures.

La plataforma se basa en la información generada por los viajes de la aplicación de movilidad de DiDi, por lo que su principal ventaja se encuentra en obtener una visión amplia de cada rincón de la ciudad donde se encuentran sus colaboradores. Esta información  se analiza mediante técnicas de Big Data  y se presenta a través de un tablero virtual.

Anzures explica que la plataforma, que está a disposición de las autoridades, permite el análisis de cómo se moviliza el tráfico en cada intersección, y permite  realizar sugerencias de mejora para la centralización semafórica, entre otras estrategias.

Con base en estas ventajas, la plataforma “permite una visión mucho más integral, una visión en tiempo real y sugerencias de mejora para los semáforos digitales inteligentes”, afirma el directivo.

El sistema ya fue adoptado por la ciudad de Guadalajara, donde se han logrado intervenir 320 intersecciones del primer cuadro de la ciudad y algunas en Zapopan. DiDi estima que la adopción de la plataforma ha representado un ahorro de 400 mil horas y de 26 millones de pesos al año, según la metodología del IMCO .

Anzures enfatiza que, además de los ahorros económicos, se ha demostrado que la plataforma ha contribuido en la mejora de la seguridad vial y en prevenir la incidencia delictiva. Se estima que los incidentes en las vías intervenidas se redujeron entre un 5 y 10 por ciento, a la vez que se presenta una menor incidencia delictiva en comparación con las intersecciones no intervenidas.

La plataforma ya está siendo probada también por la ciudad de Puebla, donde se gestiona la intervención de al menos 120 intersecciones.