Pisapapeles – José Carvajal Vega

Durante este miércoles, en la comisión de Transporte y Telecomunicaciones, más de un actor presentó sus inquietudes y cuestionamientos a la recién lanzada licitación para la nueva red 5G en Chile. La instancia, la cual se extendió por más de dos horas contaba con la participación de representantes de algunas compañías de telefonía, la Corporación Nacional del Consumidor y Usuario de Chile (CONADECUS) y el exsubsecretario Pedro Huichalaf. Además de autoridades.

Las intervenciones fueron abiertas por el Presidente de la CONADECUS, Oscar Cabello. Dicha corporación cuestionó la eliminación de las contraprestaciones, las cuales sí fueron obligatorias durante la licitación de la banda 700 MHz el 2014 y que permitían llevar señal a lugares más apartados. En la actual licitación, la subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) propone sitios estratégicos de conexión, como las carreteras. Ante esto, Cabello sostuvo, “vale la pena cubrir un camino rural donde hay muy poco tráfico y no cubrir un pueblito de 300-400 personas que requieren internet y hoy no lo tienen”.

Misma línea que siguió el exsubsecretario de Telecomunicaciones, Pedro Huichalaf, quien presentó reparos, durante su exposición, a que no se incluyeran contraprestaciones y se privilegiaran ciertos espacios o polígonos, como los llama Subtel.

La postura de las empresas

Pero las inquietudes presentadas durante la sesión, no quedaron ahí. Esto, porque las empresas que se encontraban presente, Movistar y Entel, también mostraron sus posiciones ante esta licitación. El director de Estrategia, Regulación y Asuntos Corporativos de Movistar, Fernando Saiz, planteó sus reparos al uso final del 5G: “sé que es impopular, pero el 5G es útil para las empresas y los empresarios, es para robotizar procesos industriales, es para las minas y asume que la conectividad básica a los hogares ya está resuelta, no viene a resolver ese problema”. Además, aseguró que, incluso teniendo suficiente ancho de banda, el 5G seguiría teniendo menor velocidad que la fibra óptica

Lo anterior, porque algunas partes consideran que el 5G no debe dejar afuera ciertos lugares, ya que podría aumentar la brecha digital ya existente en el país.

Por su parte, el gerente de Regulación y Asuntos Corporativos de Entel, Manuel Araya, sostuvo que los concursos en las bandas 3,5 GHz y 26 GHz tendría a lo menos cinco interesados, mientras que la de 700 MHz menos, debido a los caps ofrecidos. Sin embargo, señaló que “para enfrentar este tsunami digital y explosivo crecimiento de datos, todos los operadores necesitamos espectro”.

Araya también expuso los costos y beneficios que significaron las contraprestaciones en licitaciones y proyectos anteriores, sosteniendo la importancia de estas y el rol que jugó la compañía que representa en dicho despliegue.

La respuesta de Subtel

Durante una breve exposición, antes de darle el paso a los expertos de Subtel, la subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi, precisó que “el 5G no es una herramienta de cierre de brecha digital y el gran problema lo tenemos en internet fijo”.

Respecto a aquello, la autoridad, sostuvo que Chile debe “avanzar en cobertura, y esto conversa con nuestro proyecto de ley de internet como servicio universal y también la conversación que hemos abierto de si es posible también tener en Chile un subsidio a la demanda”.

Para el senador, Juan Pablo Letelier, criticó la licitación presentada por la Subtel, ya que esta “sólo agudiza las brechas digitales, pues sólo unos pocos podrán acceder a ella”. Por otro lado, la misma comisión solicitó que la el tema sobre la licitación de espectro para 5G sea discutido en la sala del Senado, para lo cual se espera que sea agendada.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here