La Tribuna,

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) y la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec), realizaron la “Conferencia sobre Fraude Bypass Telefónico o Tráfico Gris”, en Tegucigalpa, con la presencia de expertos internacionales.

El objetivo fue educar a los operadores de justicia y telefónicos sobre las herramientas tecnológicas y pruebas manuales para detectar y controlar el “bypass telefónico”, así como el proceso de investigación y judicialización de estos casos.

El “bypass telefónico”, conocido también como tráfico gris, es la introducción de llamadas entrantes internacionales en el país, enmascaradas como llamadas locales.

Este proceso se lleva a cabo gracias a personas y organizaciones que transforman estas llamadas a través de varios equipos (Simbox), entre otros, que codifican las llamadas entrantes internacionales a través de un sistema en internet para hacerlas ver como locales.

Este tipo de fraude afecta la economía del país, ya que el Estado de Honduras, a través del ente regulador de las telecomunicaciones, Conatel, deja de percibir ingresos relacionados a las llamadas entrantes internacionales.

El “bypass telefónico” representa pérdidas de $0.03 por cada minuto de llamada entrante internacional, que es enmascarada como llamada nacional.

Conatel estima que en el año 2018 hubo una pérdida de 32.45 millones de minutos de llamadas entrantes internacionales, se traduce entonces, en una pérdida de 24.02 millones de lempiras.

Además de afectar al Estado de Honduras, el tráfico gris también afecta la economía de las compañías telefónicas, con pérdidas de ingresos por llamadas entrantes internacionales y además afecta a los usuarios que originan las llamadas, porque pagan tarifas más altas por las tarjetas y a los usuarios finales, ya que estas llamadas son de mala calidad, no se escuchan claramente, el usuario final desconoce de qué número recibe la llamada y no puede devolver la llamada.

El 27 de junio de 2014 fue publicada la Resolución NR014/14 como Reglamento Técnico “procedimientos administrativos contra el fraude telefónico tipo bypass y de reoriginación (Refilling)”, con la finalidad de proteger efectivamente los derechos e intereses de los suscriptores y usuarios finales, de los operadores del servicio de telefonía fija y móvil, los comercializadores tipo suboperador, los comercializadores tipo revendedor y el Estado de Honduras.

Conatel trabaja arduamente para erradicar el fraude tipo bypass a través del manejo de políticas públicas y las normativas regulatorias; actualmente, se encuentra en proceso de actualización de la resolución normativa referente a este tipo de fraude.

Por su parte, a través de su carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones y Electrónica, Unitec busca formar profesionales con competencias y habilidades para que se desempeñen en este sector. La participación en esta conferencia responde a la necesidad de apoyar al ente regulador con educación acerca de cómo combatir este fraude que perjudica al sector de telecomunicaciones en el país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here