Conductores demandan a Uber por discriminación con sistema de reconocimiento facial

Un sindicato de conductores en el Reino Unido alega que la empresa suspendió injustificadamente a algunos de sus miembros debido al uso de la tecnología de reconocimiento facial en tiempo real.

194

Uber vuelve a tener problemas en el Reino Unido, seis meses después de haber sido obligado a reconocer a los conductores británicos como empleados, con mejores prestaciones y salarios.

El sindicato de choferes en Inglaterra, App Drivers & Couriers Union (ADCU), anunció que inició un proceso legal en contra de Uber ante el Tribunal Laboral del Centro de Londres “por el despido injusto de un conductor y un mensajero después de que el sistema de reconocimiento facial de la compañía no los identificó correctamente”.

Desde marzo de 2021, Uber incorporó la API del sistema de reconocimiento facial FACE de Microsoft, que solicita al conductor una selfie en tiempo real para verificar que sea el conductor correcto y proteger la seguridad de los pasajeros.

El sistema fue introducido luego de que en 2019, el Departamento de Transporte de Londres (TfL, por sus siglas en inglés) retiró la licencia de Uber por una falla que permitía a conductores sin seguro y suspendidos operar en la ciudad utilizando la cuenta de otros choferes.

El reconocimiento facial es defectuoso y discriminatorio

Los abogados del sindicato argumentan que la mayoría de “los sistemas de reconocimiento facial, incluidos los operados por Uber, son inherentemente defectuosos y generan resultados de precisión particularmente pobres cuando se usan con personas de color”.

Señalan que incluso las empresas creadoras de estos software, como Microsoft, Amazon, IBM y Axon, han interrumpido su uso por los altos índices de errores y preocupaciones de discriminación por perfil racial y de género.

Sin embargo, Uber rechazó las acusaciones en un comunicado enviado a Techcrunch y afirma que su sistema de verificación no depende únicamente de la Inteligencia Artificial (IA). 

“El sistema incluye una revisión humana sólida para asegurarse de que este algoritmo no tome decisiones sobre el sustento de alguien en el vacío, sin supervisión”. Agregó que ninguna cuenta de Uber o Uber Eats se suspende únicamente como resultado de la IA.