Conectividad celular en autos ofrece oportunidades para ahorrar costos y monetizar datos

253

La industria automotriz se encuentra en medio de una de las mayores transformaciones de su historia, impulsada por la creciente integración de conectividad móvil a los vehículos, nuevas plataformas de transporte y soluciones de atención a los usuarios y compradores, impulsadas por el Cloud y el 5G, según un nuevo estudio publicado por Ericsson.

De acuerdo con el informe Autos Conectados, de Ericsson, la integración de conectividad móvil en los vehículos provocará múltiples cambios en los mercados, desde nuevas formas de servicio a los propietarios, hasta la necesidad de poseer un automóvil propio.

Se estima que el mercado del auto conectado tendrá un valor total de 166 mil millones de dólares hacia 2025, impulsado principalmente por el impulso de sistemas de transporte inteligente en las ciudades, mayor demanda de nuevas funciones en el auto mediante un smartphone, así como tecnologías que permitan una conducción autónoma, según un análisis reciente de la consultora MarketsandMarkets.

La consultora señala que el pronóstico de valor de mercado ha sido ajustado debido a la disrupción en la cadena de valor a partir de la menor producción de autos y componentes provocado por la pandemia de Covid-19. El pronóstico original esperaba un valor total de 180.9 mil millones de dólares en 2025.

La movilidad en las urbes registra cambios significativos a partir de la integración de la conectividad a los vehículos y la aparición de nuevas plataformas y servicios de transporte, que incluso pueden llegar a trastocar el concepto tradicional de propiedad vehicular, obligando a los fabricantes de automóviles a repensar su modelo de negocios basado en ventas y servicios.

“La industria automotriz ha operado con el mismo modelo de negocio durante más de un siglo, y este modelo se ha basado en la producción, venta y mantenimiento de vehículos. Los autos conectados cambiarán radicalmente ese modelo de uno en el que las marcas de vehículos individuales se vuelven mucho menos importantes que el software y los servicios que lo rodean”, señala Ericsson en el estudio.

En ese sentido, la compañía considera que las marcas automotrices se verán obligadas a repensar su lugar en la cadena de valor, con la intención de expandir su presencia más allá de la venta de vehículos, mediante la adopción de nuevas tecnologías de conectividad para los vehículos, la oferta de servicios o la monetización de los datos.

Una de las mayores oportunidades para los fabricantes es precisamente el aprovechamiento de los datos generados por vehículos, ya sea para la oferta de mejores servicios de mantenimiento, hasta comprender el entorno para planificar y activar las acciones del vehículo.

Para ello, se espera que 5G se convierta en una parte esencial de la conectividad a través de soluciones de conectividad vehículo a todo (V2X) que se comunicarán con la red y el entorno del vehículo.

“Las soluciones en la nube almacenarán y gestionarán las grandes cantidades de datos generados y habrá una miríada de oportunidades para los servicios de aplicaciones, como la optimización de productos, el mantenimiento, el servicio y los servicios para el usuario final”, agrega la compañía.

Ericsson espera que el mercado de telemática y sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) experimente los márgenes de crecimiento más altos. Según el estudio,  el software representa una gran parte de ese crecimiento, que aumentará significativamente su participación en los ingresos totales a medida que los automóviles se conecten. Se espera que alrededor del 90 por ciento de las innovaciones de vehículos estén relacionadas con el software.

Entre las soluciones con grandes expectativas de crecimiento, se incluyen los sistemas ADAS con ingresos por 36 mil millones de dólares hacia 2025 a una tasa de crecimiento anual de 30.8 por ciento (Fortune Business Insights), el mercado de sensores para automóviles que logrará un valor de 40 mil millones de dólares en 2025 a una tasa de crecimiento anual de 10.5 por ciento (MarketsandMarkets), mientras que los sistemas de infoentretenimiento lograrán un crecimiento anual de 10.7 por ciento, para un valor total de 55 mil millones de dólares (MarketsandMarkets).

De acuerdo con el estudio, 5G habilitará nuevos casos de uso que permitirán hacer frente a los retos actuales de la industria, enfrentar los cambios de hábitos de los usuarios y realizar una mejor integración de los nuevos servicios de movilidad.

Ericsson apunta que el mantenimiento mediante actualizaciones Over-The-Air (OTA) o remotas que aprovechen la tecnología 5G puede representar importantes ahorros en costos para usuarios y fabricantes, acelerar la llegada de actualizaciones de software y nuevas características de rendimiento a los autos.

El fabricante también estima que existe un beneficio financiero de hasta 11 dólares por vehículo conectado para los fabricantes, provenientes principalmente de la reducción de costos mediante la integración de sistemas eSIM en el vehículo en comparación con la tradicional SIM, así como menores costos de contratación de servicios de conectividad con los proveedores de servicio celulares, gracias a la mayor flexibilidad ofertada por la eSIM.