Conectividad en escuelas mejoraría el PIB y la calidad educativa

De acuerdo con Economist Intelligence Unit, la mejora de la conectividad impactaría en la calidad del aprendizaje y enseñanza, y en el crecimiento de las economías.

344

La conectividad a Internet en las aulas puede marcar una diferencia significativa en la permanencia escolar de los estudiantes, la calidad educativa que ofrecen instituciones y docentes, y en el crecimiento de las economías con una aportación directa al PIB.

Un estudio de Economist Intelligence Unit (EIU), financiado por Ericsson, revela que naciones como Sierra Leona con una mayor brecha digital podrían aumentar su PIB per cápita en un 11.3 por ciento para 2025, si alcanzan un nivel de acceso a Internet en las escuelas como el de Finlandia.

Nigeria vería un incremento de 8.2 puntos porcentuales en el PIB per cápita al expandir el acceso a Internet en las escuelas; Estados Unidos, de 5.5 por ciento; El Salvador, de 5.3 puntos; Kirguistán, de 4.2 puntos, y Brasil tendría un aumento de 3.8 por ciento.

De acuerdo con la investigación de EIU, un ascenso de un punto porcentual en la conectividad escolar en un país puede elevar el PIB per cápita en 0.11 por ciento. Pero los beneficios no sólo son económicos, pues también traería consigo efectos positivos para los estudiantes y maestros en el plano individual y comunitario.

Al aumentar el acceso a Internet en las instituciones educativas, sería posible incrementar la permanencia escolar de los alumnos y mejorar su calidad de vida a lo largo de los años. Si el acceso se combina con mejores habilidades de alfabetización digital, los niños se convertirán en adolescentes, jóvenes y luego adultos con más herramientas para obtener mejores oportunidades laborales, señala el informe.

En el terreno económico nacional, una población joven más educada conduce a una fuerza laboral calificada y productiva capaz de promover la innovación y el desarrollo. EIU destaca que se trata de una cadena de impacto y facilita un círculo virtuoso a favor de la población y la economía.

También lee: Educación remota en emergencia: entre la brecha digital y la oportunidad de repensar el modelo educativo

Los frutos de la mejora de la conectividad, además, podrían generar beneficios a nivel comunitario, porque la escuela funciona como un nodo para las comunidades. El estudio indica que serviría para cerrar la brecha educativa, permitir el desarrollo de plataformas digitales e incentivar el espíritu empresarial local.

Si bien los estudiantes siguen aprendiendo y los profesores enseñan a pesar de que las escuelas están desconectadas o carecen de las herramientas digitales y equipos suficientes, el análisis muestra que existe una brecha en la calidad de la educación entre los países que han mejorado la conectividad en las aulas y aquellas que se han quedado atrás. Incluso, la diferencia se da en estados que conforman un país o entre localidades.

Además, Economist Intelligence Unit puntualiza que el acceso a Internet en las escuelas por sí solo no es suficiente para aprovechar todos las ventajas a favor de los individuos y la economía.

Los gobiernos y el sector privado también deben velar por facilitar el acceso a servicios de calidad, a dispositivos asequibles y fomentar la alfabetización digital tanto de alumnos como de los maestros. Y, en general, zanjar la brecha digital en el sector educativo tendría que tenerse como una prioridad.