Consolidación en el mundo satelital: Viasat adquiere Inmarsat

La compañía fusionada concentrará una cartera de licencias de espectro en las bandas Ka, L y S y una flota de 19 satélites en servicio con 10 naves espaciales adicionales en construcción y cuyo lanzamiento está previsto para los próximos tres años.

333

Viasat anunció hoy que llegó a un acuerdo para adquirir Inmarsat por 7 mil 300 millones de dólares, de los cuales 850 millones de dólares se abonarán en efectivo, 3 mil 100 millones en acciones de Viasat y el resto será asunción de deuda neta.

La compañía combinada integrará los activos terrestres, satelitales y de espectro en una red espacial y terrestre híbrida global de alta capacidad, capaz de brindar servicios superiores en sectores comerciales y gubernamentales de rápido crecimiento. Concretamente, contará con licencias de espectro en las bandas Ka, L y S y una flota de 19 satélites en servicio con 10 naves espaciales adicionales en construcción y cuyo lanzamiento está previsto para los próximos tres años.

De acuerdo con un comunicado de la compañía satelital, la combinación creará un innovador líder en comunicaciones globales con una escala y alcance mejorados para conectar el mundo de manera asequible, segura y confiable. Los activos y recursos complementarios de la nueva organización permitirán la disponibilidad de nuevos servicios avanzados en segmentos móviles y fijos, impulsando una mayor elección de los clientes en comunicaciones de banda ancha y servicios de banda estrecha (incluido el Internet de las Cosas).

La fusionada ofrecerá una huella de banda Ka global, incluida la cobertura polar planificada, para admitir aplicaciones de ancho de banda intensivo, aumentada por activos de banda L que admiten resistencia en todo clima y conectividad de IoT y banda estrecha altamente confiable. También tendrá la capacidad de desbloquear un mayor valor del espectro de banda L de Inmarsat y los activos espaciales existentes mediante la incorporación de las tecnologías de última generación de formación de haces, terminales de usuario final y carga útil de Viasat y sus capacidades de red híbrida multiorbital espacial y terrestre.

Otro de los beneficios que tendrá la compañía combinada será la tecnología integrada verticalmente y las ofertas de servicios de Viasat, junto con el ecosistema de tecnología, fabricación y distribución de servicios de Inmarsat.

La unión mantendrá el core de cada empresa: Viasat ha avanzado en comunicaciones de defensa y conectividad residencial y de aviación en América del Norte, mientras que Inmarsat tiene presencia en el segmento de movilidad global y está a punto de lanzar sus satélites de comunicaciones comerciales definidos por software más potentes y avanzados de la historia, que ofrecen capacidades de banda tanto Ka como L.

Te recomendamos: Inmarsat presenta Orchestra, primera red que integra satélites y 5G

“La red móvil global de banda dual de Inmarsat, los recursos, las habilidades y las capacidades únicas de banda L en el Reino Unido y el excelente talento técnico y operativo en todo el mundo, son complementos poderosos para el negocio de Viasat. Juntos, podemos avanzar en las comunicaciones de banda ancha y crear nuevos sistemas de redes híbridas espaciales y terrestres, que impulsan un mayor rendimiento, cobertura, velocidad, confiabilidad y valor para los clientes”, sostuvo el Presidente Ejecutivo de Viasat, Mark Dankberg.

Por su parte, Rajeev Suri, CEO de Inmarsat, consideró que la combinación creará “un futuro sólido para Inmarsat y estará bien posicionado para ofrecer más opciones a los clientes de todo el mundo, mayor alcance para los socios y nuevas oportunidades para los empleados. La lógica industrial es convincente y garantiza que el Reino Unido tenga una presencia sólida y sostenible en el sector espacial crítico a largo plazo”.

Viasat explicó que planea aprovechar la presencia de Inmarsat en el Reino Unido y se compromete a preservar y hacer crecer la inversión de la compañía combinada en las comunicaciones espaciales del Reino Unido, así como a respaldar la Estrategia Espacial Nacional.

Resultados trimestrales

Los ingresos de Viasat crecieron un 27 por ciento en el segundo trimestre fiscal, a 701 millones de dólares, gracias a un aumento del ARPU de los suscriptores fijos de Estados Unidos, al adquirir mayores planes premium. Dividido por unidad de negocio, los servicios satelitales reportaron ventas por 300 millones de dólares, las redes comerciales representaron 134 millones de dólares, mientras que los ingresos por sistemas de gobierno fueron 266 millones de dólares.

En este periodo, el Ebitda ajustado aumentó un 19 por ciento, debido al alza en las ventas. Las ganancias netas en este lapso también crecieron un 68 por ciento interanual, a 3.3 millones de dólares.