La empresa brasileña de telecomunicaciones Oi estaría en conversaciones con Telefónica y Telecom Italia (TIM) para vender su red móvil y evitar la insolvencia, informó Reuters citando a cinco personas con conocimiento del asunto.

El mayor operador de línea fija de Brasil espera recaudar más de 10 mil millones de reales (2.4 mil millones de dólares) vendiendo sus operaciones móviles, según dos de las fuentes, que hablaron bajo condición de anonimato porque las conversaciones son confidenciales. Oi reportó unos 35 millones de clientes móviles en sus ganancias más recientes.

Las ganancias de la venta se utilizarían para impulsar el servicio de banda ancha de fibra óptica hasta el hogar (FTTH, por sus siglas en inglés), considerado clave para el crecimiento de la compañía, de acuerdo con su plan estratégico.

Relacionado: Telefónica analiza la compra parcial de la brasileña Oi

Oi actualmente tiene 360 mil kilómetros de fibra en Brasil y su infraestructura también es utilizada por otros operadores.

Interés de China y Estados Unidos

La compañía también está en conversaciones preliminares con AT&T y una firma china, con el objetivo de atraer a más telefónicas que aún no operan en Brasil, dijeron otras dos fuentes.

Los nuevos participantes no enfrentarían los mismos obstáculos antimonopolio que las compañías que ya están en Brasil. El regulador antimonopolio el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) y la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) pueden resistir la venta de la red móvil de Oi a uno o dos operadores con operaciones en el país, dijeron dos de las fuentes.

Recomendado: China Mobile, ¿interesado en Oi?

Aunque las conversaciones actuales se han centrado en la red móvil de Oi, no se descarta la venta de toda la compañía, agregó una de las fuentes, aunque tal acuerdo parece menos probable.

Oi sigue en crisis

Desde que se declaró en bancarrota en junio de 2016, la base de clientes móviles de Oi se ha reducido más de 20 por ciento, y la compañía está gastando mucho para expandir su red de fibra.

En un informe del miércoles, Fitch calculó que es probable que Oi enfrente una escasez de 7 mil millones de reales hasta 2021, debido al gasto intensivo de capital. “Oi depende de las ventas de activos y los cambios regulatorios a corto plazo para financiar su transición a un modelo de negocio sostenible”, señaló la agencia de calificación.

Oi contrató a Bank of America para asesorar sobre la venta de activos no básicos en enero, y dos de las fuentes mencionaron que ahora está ayudando a evaluar la venta de operaciones básicas que incluyen la red móvil.

Según una fuente con conocimiento directo de las operaciones de Oi, el Director Ejecutivo de la compañía, Eurico Teles, y algunos accionistas se oponen a la venta de su red móvil.

El operador también está explorando un aumento de capital o una ronda de financiamiento por parte de los accionistas existentes, lo que le daría a Oi más espacio para administrar sus pasivos a corto plazo.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here