Con la llegada de 5G se prevé tener un mayor ancho de banda en las redes inalámbricas, lo cual, en conjunto con la Inteligencia Artificial, potenciará la productividad en diversas industrias y sectores, como la medicina, educación, seguridad, manufactura, agricultura o el transporte.

Así lo dijo el Director del Centro de Investigación en Telecomunicaciones del King’s College de Londres, y también miembro del Consejo del regulador británico de telecomunicaciones Ofcom, Mischa Dohler, durante el foro “5G Switch: del conmutador al 5G”, organizado por Ericsson en la Ciudad de México.

Las demandas actuales de consumo requieren una reducción importante de la latencia para poder ofrecer conexiones de datos casi en tiempo real y hacer una especie de predicción de las acciones a ejecutar. En las cirugías a distancia, 5G e IA podrían intervenir para que en las disposiciones de un médico, quien se encuentra lejos del lugar de intervención, se realicen de manera precisa, ejemplificó.

Además, Mischa Dohler señaló que la tecnología de quinta generación trazará la ruta para el desarrollo de nuevos casos de uso de la mano de la Inteligencia Artificial (IA), propiciando una red más confiable y estable a nivel empresarial y hacia el consumidor final.

Sin embargo, el especialista advirtió que falta revertir la desconfianza que existe hacia la IA por parte de la sociedad, y promover su conjugación con 5G. Aunque “5G es diferente a todo lo que se ha visto”, la demanda comercial no crecerá aceleradamente hasta que las personas no entiendan el valor de esta tecnología y estén dispuestas a pagar por sus beneficios, dijo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here