Corea del Sur multa a Google por abuso de poder con Android

Tras una investigación de 5 años, la Comisión de Comercio Justo tomó la determinación de multar a Google por conductas monopólicas para consolidar el poder de Android en el mercado de los sistemas operativos para dispositivos móviles en el país asiático.

126

La Comisión de Comercio Justo de Corea del Sur (KFTC, por sus siglas en inglés) multó a Google con 207.4 mil millones de wones (177 millones de dólares) por abusar de su poder de mercado con el sistema operativo para dispositivos móviles Android.

Así lo anunció el regulador antimonopolio del país asiático este martes 14 de septiembre.

Lee también: Corea del Sur da el primer golpe para ‘tumbar’ el duopolio digital de Apple y Google 

La KFTC también le ordenó al gigante tecnológico estadounidense que deje de obligar a los fabricantes de dispositivos a formar un acuerdo antifragmentación, lo que ha impedido que los proveedores utilicen sistemas operativos desarrollados por los rivales de Google u otras variantes de Android.

La KFTC comenzó a investigar acusaciones de prácticas desleales que involucran a Google desde 2016. Y, tras cinco años de pesquisas, llegó a la conclusión de que la compañía ha recurrido a esta clase de acuerdos para aumentar su dominio de mercado desde 2011.

En ese año, Amazon intentó colaborar con LG para lanzar la tableta Kindle Fire en una variante bifurcada de Android, pero el lanzamiento nunca se llevó a cabo porque la compañía electrónica reconoció que podría violar su acuerdo antifragmentación con Google.

Relacionado: Corea del Sur vota para frenar el poder de Apple y Google en la economía digital

En 2013, Samsung lanzó el Galaxy Gear original basado en una bifurcación de Android, pero tuvo que renunciar a la versión modificada del sistema operativo Android, ya que Google se quejó de un incumplimiento del acuerdo por parte de la compañía surcoreana.

La KFTC descubrió que los fabricantes de dispositivos tenían que cumplir con sus acuerdos con Google porque, de lo contrario, ya no tendrían el acceso anticipado de seis meses al sistema operativo Android necesario para el desarrollo de teléfonos inteligentes.

La tienda de aplicaciones de Android, Google Play, fue otra razón por la que los fabricantes de dispositivos tuvieron que celebrar contratos exclusivos con la empresa, explicó la KFTC.

Lee también: Italia impone millonaria multa a Google por conducta monopólica 

Y, de acuerdo con el regulador antimonopolio surcoreano, las prácticas desleales de Google le han ayudado a fortalecer su dominio en el mercado de plataformas móviles, del que ascendió de tener el 38 por ciento en 2010 al 97.7 por ciento en 2019.

La KFTC espera que estas medidas contra Google ayuden a los fabricantes de dispositivos locales, como Samsung y LG, a iniciar programas de desarrollo de sistemas operativos para sus futuros dispositivos y servicios, y también contribuyan a reactivar la competencia en el mercado de los sistemas operativos.

Finalmente, la KFTC informó que investiga por separado si Google obligó a las empresas de videojuegos a lanzar sus aplicaciones en la Play Store y analiza, de forma paralela, su sistema de facturación, que cobra una comisión del 30 por ciento por las compras de productos digitales.