Una nueva investigación de la firma Canalys muestra que la venta de teléfonos inteligentes en China podrían reducirse hasta 50 por ciento en el primer trimestre de 2020; mientras que IDC, otra firma de investigación, pronostica una caída de 30 por ciento, debido al impacto del coronavirus en los sectores minorista y manufacturero en el país.

La firma de investigación Canalys declaró a Reuters que el cierre de las instalaciones de producción y tiendas minoristas por parte de Apple y otras compañías tecnológicas no sólo afectará las ventas de teléfonos inteligentes, sino que también impactará en los lanzamientos de productos programados para el primer trimestre de 2020.

“Los lanzamientos de productos planificados por los vendedores se cancelarán o retrasarán, dado que no se permiten grandes eventos públicos en China”, dijeron investigadores de Canalys. Los vendedores necesitarán tiempo para cambiar sus hojas de ruta de lanzamiento de productos y tal situación tendrá un impacto negativo en los envíos de 5G”.

Apple informó que a principios de febrero cerró todas sus oficinas corporativas, tiendas y centros de contacto en China debido al brote de coronavirus.

Mientras tanto, uno de los principales proveedores de Apple, Foxconn, todavía está luchando por abrir puertas y reanudar la producción, ya que su planta principal en Shenzhen permanece sin abrir.

Por su parte, Huawei, el mayor vendedor de teléfonos inteligentes de China, dijo que su capacidad de fabricación está funcionando normal. Pero al igual que otras compañías, Huawei depende en gran medida de terceros fabricantes para la producción.

Si las fábricas no pueden reanudar la producción a tiempo, podría retrasar la capacidad de las marcas para llevar sus nuevos productos al mercado, dijeron analistas.

Se espera que Xiaomi, Huawei y Oppo, tres de las principales marcas de Android de China, anuncien dispositivos emblemáticos en la primera mitad del año.

Oppo dijo a Reuters que el impacto del virus afectará las operaciones en algunas fábricas locales, pero la capacidad de fabricación se puede garantizar de manera efectiva gracias a sus plantas en el extranjero.

“Los retrasos en la reapertura de las fábricas y el tiempo de retorno de la mano de obra no solo afectarán los envíos a las tiendas, sino también los tiempos de lanzamiento del producto a mediano y largo plazos”, dijo Will Wong, analista de IDC.

La firma de análisis TrendForce mencionó que 275 millones de teléfonos inteligentes que se fabricarán de enero-marzo, disminuirá 12 por ciento de los 310 millones que se registraron en los primeros tres meses de 2019. Menciona que la producción de Apple caerá 10 por ciento y la de Huawei 15 por ciento.

Según Reuters, Samsung Electronics, el principal fabricante de teléfonos inteligentes, es el menos afectado por el brote del virus, ya que su principal base de producción se encuentra en Vietnam, reduciendo sus pronósticos de producción en solo 3 por ciento.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here