Corte sueca falla a favor de autoridad telecom en prohibición a Huawei

273

Un Tribunal Administrativo de Suecia falló en contra de Huawei, que presentó una apelación  a la medida de la Autoridad de Correos y Telecomunicaciones (PTS) de excluirla de participar en el despliegue y desarrollo de redes 5G en el país.

En octubre del año pasado, PTS prohibió el uso de equipo de los proveedores chinos, Huawei y ZTE, para las funciones centrales de la red (Core) por recomendación de las autoridades de seguridad.

Los operadores de telecomunicaciones suecos que participen en la subasta de espectro de las bandas de 3.5 GHz y 2.3 GHz no podrán instalar equipo de estos proveedores. Adicionalmente, el equipo que esté actualmente en uso de Huawei o ZTE tendrá que ser retirado a más tardar el 1 de enero de 2025.

PTS celebró la decisión del Tribunal que respaldó el derecho de la autoridad a introducir medidas de seguridad en los términos de la licitación de las nuevas bandas.

“La seguridad de Suecia es de gran importancia y el Tribunal Administrativo ha tenido en cuenta que sólo la Policía de Seguridad y las Fuerzas Armadas juntas tienen una imagen general sobre la situación de seguridad y la amenaza a Suecia”, señala por su parte el Tribunal en un comunicado.

Anteriormente, Ericsson, proveedor sueco de equipo de telecomunicaciones, había criticado la medida tomada por la PTS, al considerar que daña la competencia e innovación en el mercado, y advirtió que “la confrontación y polarización no harán del mundo un lugar más seguro”. La compañía también teme por represalias del gobierno chino y que pueda ser excluida del lucrativo mercado asiático.

Huawei puede apelar el fallo del Tribunal Administrativo ante el Tribunal de Apelación de Estocolmo, explica PTS. Si la compañía china apela, el Tribunal de Apelaciones primero decidirá si concede o no permiso para este procedimiento.

Huawei se dijo “decepcionado” de la decisión de la Corte, pero determinará qué otros recursos legales tiene a su alcance para “proteger nuestros derechos e intereses legítimos”.

“Nuestra puerta permanece abierta a diálogos constructivos con las partes relevantes para encontrar soluciones prácticas para mitigar cualquier problema de seguridad”, dijo la compañía en una declaración al diario South Morning China Post.

Agregó que el regulador “no presentó ningún hecho o evidencia para demostrar que el equipo de Huawei tiene problemas técnicos de seguridad”.