Costa Rica | Contraloría botó, uno a uno, argumentos del MEP para defensa de Fundación en Red del Bicentenario

154

CRHOY Alexánder Ramírez

La Contraloría General de la República (CGR) despedazó la defensa del Ministerio de Educación Pública (MEP) para mantener a la Fundación Omar Dengo en la Red Educativa del Bicentenario, proyecto estrella del gobierno de Carlos Alvarado.

La entidad fiscalizadora rechazó este martes los recursos de apelación presentados por la exministra del MEP, Giselle Cruz, y el presidente de la Junta Directiva de la Fundación Omar Dengo, Gabriel Macaya, contra la decisión de dejar por fuera a esta última entidad del proyecto, cuyo propósito es conectar a más de 4 mil centros educativos con banda ancha.

También descalificó alegatos en una línea similar hechos por el actual jerarca del MEP, Steven González.

En términos generales, la CGR ha mantenido la tesis de que el MEP no puede transferirle competencias constitucionales y legales a un ente privado para el desarrollo de proyectos de interés público, como la Red Educativa del Bicentenario.

Uno a uno, la contralora general de la República, Marta Acosta, se trajo abajo los argumentos del MEP para mantener a la Fundación Omar Dengo en el proyecto que ha despertado dudas.

Aquí encontrará un resumen de las principales razones técnicas y legales en las que se basó la Contraloría para rechazar los recursos:

  • Hay incumplimientos legales y técnicos relacionados con el traslado de competencias esenciales del MEP para el desarrollo de la Red Educativa del Bicentenario.
  • La Red Educativa del Bicentenario no es simplemente un servicio complementario para brindar calidad en la conectividad y mejorar la implementación de tecnologías digitales, sino que va más allá de eso porque se trata de un proyecto de alcance nacional.
  • No es de recibo que se pretenda hacer creer que luego de trasladarle las competencias a la Fundación Omar Dengo, el MEP realizara un análisis de la factibilidad técnica y legal porque debió haberse efectuado antes de tomar la decisión.
  • Tampoco se puede aceptar el argumento de contratar un proveedor externo que brinde los servicios porque lo procedente es que el MEP active los procedimientos de la contratación administrativa.
  • La CGR reprocha que los datos sobre los fondos económicos para el proyecto los maneje la Fundación Omar Dengo y no el MEP.
  • No es de recibo que la Red Educativa del Bicentenario se considere un proyecto para la adecuada implementación del Programa Nacional de Informática Educativa (Pronie).
  • La Contraloría no ve pertinente referirse a la totalidad de argumentos planteados, sino solo a aquellos que guarden relación directa con la medida cautelar de dejar por fuera a la Fundación Omar Dengo del proyecto.
  • El MEP alega que los estudios complementarios que realizó evidencian que tuvo una participación activa en la gestión y desarrollo del proyecto, pero a criterio de la Contraloría, no logró demostrarlo.
  • Sobre el argumento de la falta de capacidad del MEP para asumir la Red Educativa del Bicentenario y la forma de llevar el servicio a la ciudadanía, la CGR aclaró que no puede coadministrar en la toma de decisiones, pero sí recordó que con respecto a la decisión de utilizar a la Fundación Omar Dengo no se hizo un estudio para demostrar que tenía la capacidad de asumir el proyecto.

En su pronunciamiento, la Contralora General de la República reconoció la importancia de la Red Educativa del Bicentenario y la participación de entes privados en la articulación de soluciones para cubrir necesidades de interés público.

“No obstante, la posibilidad de contar con la participación de privados no puede conducir a renunciar a las potestades y competencias públicas y a un vaciamiento del aparato estatal casi por una inoperancia de hecho. El MEP tiene a cargo grandes desafíos y responsabilidades, como también una importante dotación de recursos económicos y la planilla más grande del Estado. Por eso, es inadmisible que tratándose de la Red Educativa del Bicentenario prácticamente se abdique de las competencias aludiendo a una imposibilidad de llevar adelante el proyecto”, reprendió Acosta.

En agosto de 2018, el MEP -con el beneplácito del presidente Carlos Alvarado– eligió a dedo a la Fundación Omar Dengo para la ejecución del proyecto y alegó que no tenía la capacidad y los recursos para hacerlo.

El Gobierno se comprometió a girarle a ese ente privado $7,4 millones anuales. De ese monto, la Fundación podía dejarse un 10% para gastos administrativos.