Costa Rica | Crece presión para posponer entrada en vigencia de código QR

123

La República Esteban Arrieta

A tres semanas de que empiece a regir un pase de salud digital o código QR como nueva medida sanitaria contra la Covid-19, la presión por parte de diversos sectores crece para disuadir al presidente Carlos Alvarado.

Empresarios de turismo y comercio, diputados de todos los partidos y candidatos presidenciales, hacen un llamado al mandatario para no afectar la reactivación económica en plena temporada alta, a la vez que se reportan diversos problemas técnicos para acceder al código QR.

Y es que a partir de diciembre, los comercios que quieran trabajar a un 100% de funcionamiento, deberán exigir a sus clientes que demuestren que ya recibieron las dos dosis de la vacuna contra la Covid-19.

Mientras tanto, aquellos lugares que no pongan en ejecución la medida, solo podrán operar a la mitad de su capacidad.

La directriz del Ministerio de Salud es opcional y transitoria de momento, ya que a partir de enero del otro año, la obligatoriedad será completa para ingresar a cualquier sitio público o comercio.

Esto, pondría en peligro la temporada alta del comercio, pero principalmente del turismo.

Para la primera semana de noviembre se reportaron cancelaciones en el sector turismo por un valor superior a los $2,5 millones, de acuerdo con Rubén Acón, presidente de la Cámara Nacional de Turismo.

“El código QR es una muestra más del pésimo manejo para la recuperación económica. Trámite burocrático, innecesario y que causa severos daños a todos los sectores productivos”, dijo Natalia Díaz, candidata presidencial de Unidos Podemos.

Y es que en estos momentos más de 378 mil personas no tienen empleo, a la vez que la mitad de la población está en un trabajo informal.

“Costa Rica vive una emergencia no declarada en materia de empleo, con casi 400 mil personas sin trabajo. No podemos darnos ese lujo”, dijo José María Figueres, candidato de Liberación Nacional.

Otro elemento que genera suspicacia en torno a la implementación del código QR, es que muchos usuarios están reportando problemas para acceder a ese pase de salud.

Esto, porque el sistema no facilita un pin a los ciudadanos que lo solicitan, o bien, porque en algunos casos al realizar el trámite, el sistema les indica que no han sido vacunados, a la vez que el EDUS sí lo reporta.

En las primera semanas del anuncio, el sistema informático del Ministerio de Salud colapsó, a la vez de que hay dudas sobre el manejo de la información.

Es por ello que Otto Guevara, candidato a diputado por el partido Unión Liberal, acudió a la Sala IV y a los tribunales, para tratar de frenar su implementación.


Preocupados


La implementación de un Código QR traería consecuencias negativas para el sector productivo.

Rubén Acón

Presidente
Cámara de Turismo

Ya en esta primera semana hemos recibido reportes de disminución de $2,5 millones en cancelaciones, y $ 3 millones en estas últimas 48 horas adicionales.
Queremos solicitarle al gobierno que postergue la implementación de esta medida hasta después de la Semana Santa, que nos permita aprovechar la temporada alta para recuperarnos, atender nuestras deudas, sostener las empresas y los puestos de trabajo.

Fabricio Alvarado

Candidato
Nueva República

La exigencia del código QR es una medida que el gobierno aplica para quitarse su responsabilidad de velar por una verdadera vacunación masiva y endosarle la responsabilidad al ciudadano, impidiéndole el acceso a lugares públicos, comercios y sitios de primera necesidad.
No podemos sepultar las posibilidades de generar empleo.

Natalia Díaz

Candidata
Unidos Podemos

El código QR es una muestra más del pésimo manejo para la recuperación económica. Trámite burocrático, innecesario y que causa severos daños a todos los sectores productivos.

Enrique Egloff

Presidente
Cámara de Industrias

Debe revisarse para que el requisito del código QR se retrase a marzo 2022 para dar tiempo con la temporada alta turística y que no se afecten los sectores económicos con más cancelaciones de reservaciones.
Asimismo, antes de su entrada en funcionamiento debe garantizarse que funcione la plataforma correctamente.

José María Figueres

Candidato
Liberación Nacional

No estamos a favor de que se le obligue al turista que viene de otro país a que saque su código QR, porque ahí lo que estamos viendo es una postergación muy dañina de la actividad turística de nuestro país.
Costa Rica vive una emergencia no declarada en materia de empleo, con casi 400 mil personas sin trabajo. No podemos darnos ese lujo.

María Inés Solís

Diputada
Unidad

La fracción Unidad con el apoyo de varios diputados le enviamos una nota al Presidente Alvarado y al Ministro Salas, solicitándole postergar la implementación del Código QR para que entre a regir después de Semana Santa.
El sector turístico es el más afectado con esta limitación, y ha sido el más golpeado durante esta pandemia. Si bien es cierto, debemos preocuparnos por la salud de los costarricenses, pero también por la sana economía.