Covid-19 derriba los ingresos de Movistar, pero su operación mejora por el acuerdo con AT&T

0
202

El Economista Nicolás Lucas

El negocio mexicano de Telefónica Movistar descendió 7.3% en el primer semestre del año y 12.8% entre abril y junio en variación orgánica y en la comparativa interanual con los mismos periodos del 2019.

Estos resultados obedecen directamente a los efectos negativos de la pandemia de coronavirus y también fueron generalizados en el resto de las operaciones latinoamericanas, salvo Brasil, que presentaron el peor comportamiento para Movistar de entre todos sus mercados durante la primera mitad del 2020.

México reportó ingresos equivalentes a 519 millones de euros durante el primer semestre del año y 229 millones de euros en el último trimestre, que en el criterio de las variaciones simples significarían descensos también de 15.1% y 27.4% en comparación con los datos anunciados por la compañía el año pasado.

Los ingresos por venta de terminales igualmente cayeron para Telefónica en el país durante la era coronavirus. Movistar reportó ventas en ese rubro por 123 millones de euros en el primer semestre, una caída orgánica allí del 13.1% y de 20.1% para el segundo trimestre, por los 54 millones de euros registrados frente a los 81 millones de euros de un año atrás.

A contrasentido de esos criterios, el beneficio bruto previo a amortizaciones (Oibda, por sus siglas en idioma inglés) continuó mejorando para Movistar en México durante el segundo trimestre del año. La operadora reportó 21 millones de euros entre abril y junio, una variación orgánica positiva de 6.1% al comparársele con la misma cifra de 2019

En México, “a pesardel impacto de la Covid-19, el Oibda se incrementó 6.1%, hasta los 21 millones de euros en el segundo trimestre, gracias a los ahorros generados por el acuerdo con AT&T por el uso más eficiente de recursos (…) El Oibda-Capex alcanzó 7 millones de euros y 30 millones de euros en el primer semestre”, informó la empresa este jueves a la Bolsa de Madrid.

Los resultados halagüeños sobre compartición de infraestructura que ha alcanzado ya el acuerdo de Movistar con AT&T en el país lleva a la matriz de Movistar a pensar en su replicación en otros mercados; por ejemplo, maximizarlos en Perú.

“El acuerdo sin precedentes de compartición de rede con AT&T en México representa un hito importante a este respecto (…) El grupo está explorando alternativas de compartición de red para reducir la intensidad de capital y optimizar la inversión”, comentó la empresa. 

Otro de los datos alentadores de Telefónica para su filial mexicana estuvo en que aseguró que su base de usuarios de contrato se elevó un 6.0% interanual en el segundo trimestre. Desde la integración de todas las unidades latinoamericanas de habla castellana en la división Hispam de Telefónica, la compañía no ha desglosado el tamaño de su base de clientes aquí. Al cierre del 2019, Movistar comunicó 26.62 millones de usuarios móviles, fijos y mayoristas en México. 

A nivel global, Telefónica anunció un beneficio neto de 831 millones de euros para el cierre de junio de 2020, una baja de 53.5% respecto al dato para el igual periodo del ejercicio previo. Sus ingresos totales se ubicaron en 21,706 millones de euros, una disminución de 3.5% en variación orgánica interanual.

De nuevo, la depreciación de las monedas latinoamericanas, el descenso de la actividad económica en la región por el confinamiento sanitario y los números arrastrados por la compañía desde trimestres anteriores, hicieron a América Latina el mercado más difícil para Telefónica.

Perú, Argentina y Chile fueron los tres mercados donde la caída del negocio fue más profunda, de entre 9.8% y 17.7% en el semestre. En cuanto al nivel de Oibda, Movistar describió caídas de 14.2% en Chile, 34.2% en Perú y 10.3% en Colombia, todos durante el segundo trimestre del año.

Telefónica pronosticaba un impacto negativo de 9 puntos porcentuales a su crecimiento en la región luego del efecto coronavirus y de 10.7 puntos al crecimiento orgánico del Oibda en el segundo trimestre. Por el contrario, Brasil, en el mismo periodo y criterios, presentaba impactos de 5 puntos porcentuales al crecimiento orgánico y de 9.9 puntos a su Oibda.

La compañía por ello refrendó que tratará de no exponerse de más en la América Latina hispana: “Telefónica está revisando distintas opciones para reducir aún más su exposición en la región y está avanzando en la preparación de un potencial spin-off operativo y financiero”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here