Crece agricultura inteligente basada en IoT

1895

Cada vez más sectores están utilizando nuevas tecnologías para hacer frente a los actuales desafíos. Se prevé que la agricultura inteligente, basada en tecnologías de Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), permitirá a los productores y agricultores reducir los desechos y mejorar la productividad al optimizar el uso de fertilizantes para aumentar la eficiencia de las rutas de los vehículos agrícolas.

El sitio web IoT For All explica que la agricultura inteligente es un sistema intensivo en capital y de alta tecnología para cultivar alimentos de manera limpia y sostenible para las masas. Es la aplicación de las modernas Tecnologías de la Información y la Comunicación en la agricultura.

Tecnología aplicada a la agricultura

En la agricultura inteligente basada en IoT, se construye un sistema para monitorear el campo de cultivo con la ayuda de sensores (luz, humedad, temperatura, humedad del suelo, etc.) y automatizar el sistema de riego. Los agricultores pueden monitorear las condiciones del campo desde cualquier lugar.

Además está la agricultura de precisión, la cual puede considerarse como algo que hace que la práctica agrícola sea más controlada y precisa cuando se trata de criar ganado y cultivar. En este enfoque de gestión de la granja, un componente clave es el uso de TI y varios elementos como sensores, sistemas de control, robótica, vehículos autónomos, hardware automatizado, tecnología de velocidad variable, etc.

La adopción del acceso a Internet de alta velocidad, dispositivos móviles y satélites confiables y de bajo costo (para imágenes y posicionamiento) por parte del fabricante, son algunas de las tecnologías clave que caracterizan la tendencia de la agricultura de precisión.

Drones Agrícolas

Los drones se están utilizando para mejorar varias prácticas agrícolas. Las formas en que se utilizan los drones terrestres y aéreos en la agricultura son para la evaluación de la salud de los cultivos, el riego, el monitoreo de cultivos, la fumigación de cultivos, la siembra y el análisis de suelos y campos.

Los principales beneficios del uso de drones incluyen imágenes de salud de cultivos, mapeo SIG integrado, facilidad de uso, ahorro de tiempo y el potencial para aumentar los rendimientos.

El dron recoge imágenes multiespectrales, térmicas y visuales durante el vuelo y luego aterriza en el mismo lugar donde despegó.