En Reino Unido, el tiempo que las personas pasan conectadas en Internet se ha elevado 7 por ciento de manera anual; el año pasado los adultos navegaron durante tres horas y 15 minutos al día, 11 minutos más respecto a 2017. Para hacerlo, la mayoría prefiere usar un teléfono inteligente (51%) y visitar redes sociales o consumir videos (35%).

De acuerdo con un reciente informe del regulador Ofcom, en conjunto con la Oficina del Comisionado de Información, 87 por ciento de los usuarios disponen de conexión a Internet de alta velocidad en sus hogares y 70 por ciento utiliza 4G para navegar desde sus móviles.

Quienes tienen móvil pasaron 68 por ciento de su tiempo en línea por medio del dispositivo en 2018; es decir, 2 horas y 34 minutos.

A medida que más personas tienen acceso a un teléfono inteligente y la tecnología avanza, asciende la predilección por él, ya que de 2015 a la fecha su uso para navegar incrementó 44 puntos porcentuales.

Si se toman en cuenta otros aparatos como las tabletas, 75 por ciento del tiempo total en línea se hace en móviles, señala el estudio.

Aunque los adultos de Reino Unido tienen una dieta variada de contenido en línea, más de un tercio del tiempo total navegan en sitios de Google o Facebook y 70 por ciento tiene al menos una cuenta de redes sociales, a la cual dedican 39 minutos al día. Facebook sigue liderando en las preferencias, pero cayó de ser utilizada por 95 por ciento de los cibernautas en 2016 a 88 por ciento el año pasado.

Sin embargo, las personas mayores continúan teniendo menos probabilidades de usar Internet, debido a que no perciben alguna necesidad para hacerlo (47% de los casos). Incluso la posibilidad disminuye si el adulto mayor pertenece a un grupo socioeconómico más bajo.

Los consumidores de Internet consideran que existen muchos beneficios de mantenerse conectados: pueden hacer múltiples actividades de entretenimiento, trabajo, escuela, pagar cuentas, así como consultar información sobre la salud o en sitios gubernamentales.

Pese a ello, se encuentran preocupados por los riesgos en línea, principalmente en redes como Facebook. El 61 por ciento ha tenido una experiencia negativa en el último año, mientras que los niños de 12 a 15 años han sufrido en mayor medida (79%) algún incidente al navegar.

Pequeños y grandes perciben más beneficios que daños con Internet en su vida, pero para sentirse más seguros los adultos apoyan una regulación más estricta en dichos sitios: 70 por ciento este año frente a 52 por ciento que pensaba así el año pasado.

Así sentirían la balanza más equilibrada, concluye Ofcom.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here