Crece número de usuarios de banca digital en El Salvador

0
74

El Economista Karla Alfaro

Más cuentas de ahorro simplificadas y transferencias por medio de banca electrónica fueron registradas por la Asociación Bancaria Salvadoreña (ABANSA) durante el 2020. El año pasado, 59,587 nuevas cuentas se sumaron a las cuentas de depósitos ya existentes, impulsadas por las cuentas de ahorro simplificadas, detalló la Asociación.

La gremial bancaria señaló que el saldo de las cuentas de ahorro simplificadas aumentó en $1.3 millones, al registrar $1.7 millones hasta diciembre de 2020. La cifra es superior en un 400 %, al considerar los $336,397 obtenidos al cierre del 2019.

De acuerdo con ABANSA, una de las claves para mitigar el impacto de la crisis ocasionada por la covid-19 fue la digitalización e inclusión financiera. En 2020, la banca también reflejó un aumento interanual del 55 % en las transferencias por medio de canales digitales, las cuales alcanzaron 6 millones de operaciones a diciembre.

“Lo que se persigue con la digitalización es que exista la oportunidad de que más personas puedan abrir sus cuentas y hacer transacciones en línea y de esa manera facilitar la bancarización y los servicios financieros a mayor número de personas desde la comodidad de su celular u hogar”, destacó el presidente de ABANSA, Raúl Cardenal.

En el sistema UNI (transferencias de banco a banco) las transacciones crecieron un 245.1 %. ACH relacionó el crecimiento de las transacciones por medio de canales digitales a los nuevos usuarios. Con la restricción de la movilidad en el 2020, los bancos miembros de UNI eliminaron el cobro de comisión a este tipo de transferencias.

“Este crecimiento no es usual, normalmente teníamos un crecimiento anual del 15 y 20 por ciento, pero en esta ocasión hemos crecido más allá, cerca del 150 o 200 por ciento de las transacciones que cursaban en el sistema financiero”, explicó Roberto Monterrosa, gerente general de ACH, empresa a cargo del sistema UNI.

Hasta febrero de 2020, este tipo de transacciones no superaban las 140,000 sin embargo, en marzo se tuvo un repunte y se alcanzaron entre 200 y 230 mil transacciones. A diciembre, las operaciones ya superaban las 525,000. “Las transacciones crecieron por la facilidad que le dio a los salvadoreños para no exponerse al ir a una agencia”, dijo Monterrosa.

“La naturaleza de UNI es una transacción electrónica ya sea a través de aplicaciones móviles bancarias o desde la página web de los bancos. UNI sustituye el uso del cheque y efectivo. Cuando tenemos la necesidad de hacer una transferencia entre bancos, normalmente si tengo que pagar una tarjeta de crédito y mi cuenta está en otro banco, tradicionalmente debía escribir un cheque e irlo a depositar, con UNI yo puedo desde mi escritorio, casa o cama”, explicó.

Monterrosa también atribuyó el repunte al cambio en la modalidad de las transacciones, al pasar de hasta tres horas para que fuera efectiva en la cuenta del beneficiario, a transacciones inmediatas.

“Ha sido una combinación de dos efectos, principalmente por tema de la pandemia y el hecho que el pago era inmediato (tres segundos), eso también le dio mucha confianza al usuario para continuar usándola”, expuso. Los tipos de transferencias más utilizadas en 2020 fueron entre cuentas de ahorro y corriente de una persona natural (55 %), pago de tarjetas de crédito (25 %) y pago de préstamos (20 %).

Prevención de riesgos

ESET, compañía especializada en la detección de amenazas informáticas, afirma que a raíz de la pandemia, el aumento en los pagos por medio de internet también ha provocado el aumento en los engaños o estafas. De acuerdo con la empresa, los usuarios se ven expuestos a diferentes campañas que buscan propagar códigos maliciosos que al ejecutarse roban la información financiera de los usuarios.

César Peláez, gerente de ESET Guatemala, considera que “para aprovechar las compras en línea y permanecer seguros, es clave estar atentos y tener en cuenta consejos y buenas prácticas, especialmente a la hora de ingresar datos personales y de la tarjeta de crédito en los sitios web”. Según la compañía, lo primero que se debe tener en cuenta, es verificar la dirección a la cual se accede para realizar la compra. “De preferencia escribir la dirección y evitar acceder a enlaces que provengan de correos o mensajes desconocidos”.

Asimismo, considera importante verificar la seguridad del sitio donde se realice la compra. “Si usa el protocolo HTTPS, es una primera señal de que puede resultar confiable. Sin embargo, en la actualidad, es conveniente revisar los certificados del sitio web al que se accede para tener mayor certeza”, detalló.

Otra de las recomendaciones de ESET es proteger los dispositivos y usar dispositivos confiables como computadora o teléfono inteligente, para detectar con mayor facilidad irregularidades en su funcionamiento. Una vez realizada la compra, la firma propone que los usuarios revisen el estado de cuenta, para comprobar que los cargos registrados sean correctos.

Consejos para hacer pagos en línea 

Los pagos electrónicos son cada vez más populares, ESET brinda algunas recomendaciones:

1. Conexión  confiable 
Se deben de utilizar conexiones de internet conocidas y que tengan contraseñas seguras, además de evitar ingresar datos sensibles en redes de uso masivo. 

2. Proteger  dispositivos
 Usa un dispositivo confiable, como tu computadora o smartphone, para detectar con mayor facilidad irregularidades en su funcionamiento.

3. Servicio de pago seguro
Usar una tarjeta de crédito o servicios de pago seguros, es otra de las recomendaciones de ESET. Es más seguro efectuar una compra en línea con tarjeta de crédito, ya que no implica el uso de dinero de tu cuenta corriente o de ahorro.

4. Estado de cuenta
Una vez realizada la compra, controla el estado de la cuenta bancaria para comprobar que los cargos registrados sean correctos. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here