Businessman using laptop computer

A partir del 31 de enero de 2020 entrará en vigor un nuevo Código de Internet para los proveedores de estos servicios, informó la Comisión Canadiense de Radio Televisión y Telecomunicaciones (CRTC).

El regulador indicó que el nuevo código tiene como objetivo proteger a los usuarios contra facturas altas y resolver disputas con su proveedor de servicios de Internet (PSI).

El Código de Internet proporcionará a los canadienses contratos, documentos y políticas fáciles de entender respecto a las llamadas de servicio, interrupciones, depósitos de seguridad y desconexiones. Mostrará información más clara sobre precios, paquetes, promociones y descuentos por tiempo limitado.

También dará protección contra descargas de facturas a través de notificaciones cuando los clientes alcancen un 75, 90 y 100 por ciento de los límites de uso de datos.

Además, ofrecerá mayor flexibilidad para permitir a los clientes cancelar un contrato dentro de los 45 días sin pagar tarifas de cancelación anticipada, si el contrato difiere de la oferta.

El Código se aplicará a Bell Canada, Northwestel, Rogers, Telus, Cogeco, SaskTel, Videotron, Eastlink, Shaw y Xplornet.

De un 90 por ciento de los hogares canadienses con servicio de Internet, alrededor de 87 por ciento son atendidos por estos grandes PSI.

“Durante nuestras consultas, muchos canadienses nos contaron sobre los desafíos que enfrentan con sus proveedores de servicios de Internet, incluidos acuerdos poco claros, aumentos de precios imprevistos e inconsistencias entre las ofertas y sus facturas. El nuevo Código capacitará a los clientes y les facilitará aprovechar las ofertas competitivas”, dijo el presidente de la CRTC, Ian Scott, en un comunicado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here