Cuba | América Accesible 2021: sociedades más digitales e inclusivas

144

Juventud Rebelde – Hugo García

Cerrar la brecha digital fue uno de los objetivos de la octava edición del evento internacional América Accesible: Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para Todos.

El encuentro fue organizado por la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones (BDT) de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), en estrecha colaboración con el Ministerio de Comunicaciones de la República de Cuba.

América Accesible es el principal evento de la UIT en la región enfocado en la accesibilidad a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) como un medio para asegurar la inclusión digital y el empoderamiento a través de estas herramientas de todas las personas, independientemente de su edad, género, capacidad o ubicación en la región.

Durante la pandemia de la COVID-19, las TIC han demostrado su papel crucial, y esta iniciativa tiene como objetivo reforzar las políticas de accesibilidad para hacer de la región de las Américas más inclusiva.

América Accesible representa la plataforma regional de desarrollo del conocimiento en accesibilidad de las TIC con el objetivo de apoyar a los miembros de la UIT y las partes interesadas regionales en sus esfuerzos de implementación, compartiendo buenas prácticas y desafíos, aprovechando su capacidad en el tema de la accesibilidad a las TIC, ofreciendo oportunidades de creación de redes y asociaciones para facilitar el desarrollo de sociedades digitalmente inclusivas.

Doreen Bogdan Martin, directora de la BDT, explicó que uno de los principales propósitos de la organización es ayudar a las personas de todo el mundo a aprovechar el poder de la era digital, sin importar el género, edad o capacidad.

Dijo que el objetivo de la BDT es garantizar que todas y todos aprovechen sin discriminación el enorme poder y alcance de la conectividad para mejorar sus vidas.

«La construcción de sociedades digitales plenamente inclusivas requerirá del compromiso y la cooperación de todas las partes interesadas», expresó Bogdan Martin.  

Más inclusivos

«La llave de la inclusión es la accesibilidad, todos somos diferentes y debemos ser digitalmente influyentes», ponderó Roxana Widmer-Iliescu, oficial superior de programas de la división de inclusión digital de la Oficina de desarrollo de las telecomunicaciones de la UIT.

Afirmó que más del 95 por ciento de las naciones del mundo han reconocido la importancia de que las personas con discapacidad tengan los mismos derechos, con una participación plena en todos los ámbitos de la vida, incluyendo el acceso a las tecnologías y a la comunicación.

«Los objetivos de desarrollo sostenible dicen que la difusión de las TIC y la interconexión global tiene un alto potencial para acelerar el progreso humano, además de contribuir a la eliminación de barreras y crear sociedades incluyentes para todas las personas», añadió Widmer-Iliescu, quien consideró que el acceso a las TIC será incluyente cuando están diseñadas para respetar las necesidades de todas las personas.

Reflexionó Widmer-Iliescu que en cualquier momento de la vida una persona puede exponerse a un accidente o desagravio que la pone en situación de discapacidad, lo cual no significa que no podamos tener los mismos derechos de recibir información, de comunicarnos con nuestros seres queridos, de trabajar, estudiar y cumplir nuestros sueños.

«La economía digital está transformando totalmente las nociones convencionales de modelos de negocios, y a los seres humanos como usuarios, que tenemos otras expectativas de cómo queremos recibir la información, de cómo queremos interactuar con nuestros productos y servicios», amplió la investigadora.

Cuba avanza en las TIC

Cuba, a pesar del bloqueo estadounidense, continúa ampliando los servicios de telecomunicaciones, dijo la Máster Mayra Arevich Marín, ministra de Comunicaciones, al inaugurar la octava edición del evento América Accesible, que se desarrolló en el salón principal del hotel Meliá Internacional de Varadero.

«Para Cuba es una prioridad lograr la inclusión social y ofrecer iguales oportunidades a todos los ciudadanos en el acceso y uso de las TIC», subrayó Arevich Marín.

La titular de las Comunicaciones en Cuba ofreció detalles sobre el avance de las TIC en el país, donde el 64 por ciento de los cubanos acceden a internet, el 76 por ciento de la población posee cobertura de la señal de la televisión digital, crecen las redes 4G, y ya 6,6 millones de cubanos son usuarios de la telefonía móvil.

El escenario de la COVID-19 ha concebido mayor relevancia a las TIC para el desarrollo económico y social de los países, reafirmando la necesidad de contar con una infraestructura de tele comunicaciones que favorezca el acceso de todos en igualdad de condiciones y contribuya a responder a los grandes retos que enfrentan las naciones en el ámbito digital, resumió Arevich Marín.

Insertarse en la digitalización

Belkis Delgado Cáceres, directora de prevención social del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, dio a conocer que Cuba cuenta con tres asociaciones, para personas con discapacidad auditiva, motora y visual, y se labora para la creación de otra para núcleos con familiares con discapacidad intelectual.

«Cuba ha avanzado en el servicio de subtitulaje y de interpretación para personas sordas y se trabaja con el Ministerio de Justicia en el diseño de una política para el reconocimiento de la Lengua de señas como el idioma oficial de las personas sordas», comentó Delgado Cáceres.

Se ha aprobado la Resolución 89-2021 del Ministerio de Educación Superior que les confiere a los rectores de las universidades facultades y prerrogativas para garantizar la formación plena de los estudiantes con discapacidades que ingresan a las instituciones de la educación superior.

En cuanto al turismo accesible informó que se han identificado alrededor de 52 instalaciones preparadas para que personas con discapacidad accedan a ellas.

El reto fundamental es insertar la digitalización en toda la sociedad cubana, en especial el comercio electrónico y la accesibilidad de todos a esas plataformas.

Las TIC sirven prácticamente para todo: informarnos, educarnos, hacer las compras o acceder a los servicios públicos.

Aprovechar las TIC

Jorge Luis Cala Ledesma, presidente nacional de la Asociación Nacional del Ciego (ANCI), comentó a este diario que esa organización cuenta con más de 30 000 personas con discapacidad visual en todo el país y crece la cantidad que acceden a internet a través del servicio móvil u otras vías.

Se incrementa el número de profesionales, estudiantes y trabajadores a los que las TIC les facilitan la interacción, la posibilidad de comunicarse, de investigar, desarrollarse y ser más competitivos y acceder de una mejor manera al mercado laboral y a la vida estudiantil.

La ANCI cuenta con másteres y doctores en ciencias que, sin renunciar al Sistema Braille, se han apoyado en las herramientas tecnológicas, que tienen una gran importancia para la inclusión de las personas con discapacidades.

Especificó que se avanza en el uso de los sistemas de audio-descripción que les facilitan a las personas con discapacidad visual información más completa del entorno, de los diferentes sitios, de centros y lugares históricos.

La ANCI cuenta con más de 300 graduados universitarios y ahora estudian cien en todas las enseñanzas.

Cala Ledesma resaltó el papel de las TIC para que los estudiantes tengan un aprovechamiento óptimo y el acceso a una educación con calidad.

Por su parte, Ariel Hernández Hernández, miembro del Departamento de Audiovisuales del Centro Nacional de Superación y Desarrollo del Sordo, disertó sobre el acceso a las tecnologías de las personas en situación de discapacidad y las vías para potenciarlo.

Ejemplificó con un proyecto que contribuirá al desarrollo de personas sordas de varias edades, con el objetivo de que alcancen mayor independencia a la hora de establecer comunicación vía telefónica con otras personas, sean oyentes o no.

Retos de las TIC

Los 250 delegados e invitados de 14 naciones presentaron o debatieron temas relacionados con los derechos de las personas con discapacidad y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible; tecnologías emergentes y los diseños accesibles en favor de la calidad de vida de las personas con necesidades especiales, desafíos y oportunidades para la inclusión digital en la Región de las Américas; y el futuro de la educación a través de la inclusión digital.

También se incluyeron análisis sobre Ciudades inteligentes y accesibles; igualdad de género y empoderamiento de las niñas y mujeres a través de las TIC; la inclusión digital y el mundo del trabajo: retos y oportunidades en el mundo pos-COVID-19, y la web accesible: requisitos de accesibilidad para productos y servicios TIC, y el trabajo titulado ¡Llamada de alerta! COVID-19: la accesibilidad de las TIC y su relevancia para la inclusión digital en momento de crisis.