Cuba | Comercio electrónico, medios de seguridad y agricultura: las nuevas mipymes tuneras

82

Periódico 26 – István Ojeda

Las primeras pequeñas entidades privadas en las ramas del comercio electrónico, los medios de seguridad y la agricultura, de esta provincia del oriente cubano, recibieron el visto bueno del Ministerio de Economía y Planificación (MEP), que este miércoles publicó su quinta lista de las mipymes y cooperativas no agropecuarias aprobadas.

Uno de los beneficiados es el Proyecto de Cerrajería Integral de Seguridad, que bajo la marca Cepwar se ha especializado en la fabricación de cajas de caudales y otros elementos de seguridad a partir de materias primas de origen nacional. Siendo todavía trabajadores por cuenta propia firmaron a inicios de este año un contrato con su mayor cliente en Las Tunas, el Grupo Empresarial de Comercio, Gastronomía y los Servicios, para surtirlos con cerca de mil de estos medios. Anteriormente ya les habían suministrado a entidades como la cadena de tiendas Caribe y la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (Etcesa).

También se constituirá en una mediana empresa privada Mercazona, que lidera aquí el novedoso campo del comercio electrónico. Este innovador proyecto, surgido a inicios del 2020 ya se ha convertido en una plataforma que canaliza los productos y servicios de emprendedores de varias provincias cubanas en ramas tan diversas como los productos agropecuarios, restaurantes, tiendas de piezas de motocicletas eléctricas, productos del hogar, lavanderías, dulcerías, florerías, entre otras.

Por su parte inauguraron la rama de la agricultura entre las mypimes aprobadas en el Balcón del Oriente Cubano; Vinema, enfocada en la producción de alimentos, conservación de frutas, verduras y hortalizas en el municipio de Jesús Menéndez; y Durobras que en el territorio capital produce briquetas a partir del carbón vegetal, biomasa, plantas aromáticas y especias, desechos de carpintería y aserraderos.

Hasta el momento son ocho las micro, pequeñas o medianas empresas admitidas en la provincia de Las Tunas que abarcan los sectores de los servicios gastronómicos, para el transporte, la industria del mueble y ahora el comercio electrónico, los medios de seguridad y la agricultura.

A escala nacional en total el MEP ya certificó 324 solicitudes de estos actores económicos a poco más de un mes de iniciado el proceso. De las mipymes, 307 son privadas y ocho estatales, y hay, además, nueve cooperativas no agropecuarias.