El CEO Itzel Castañares

La imposición de una cuota de 30% de contenidos locales para plataformas streaming resultará en una reducción de hasta el 10% en la producción audiovisual local dado que las cuotas generan un incremento en los costos de producción.

A finales de marzo pasado, el senador Ricardo Monreal planteó una iniciativa en la que propuso que el 30% del contenido de plataformas on demand como Netflix, Amazon Prime y HBO fuera nacional, cuyo proyecto de decreto fue aprobado entonces por Comisiones Unidas.

En entrevista con EL CEO, Raúl Katz, director de Investigación de Estrategia de Negocios en el Columbia Institute for Tele-Information del Columbia Business School, aseguró que las cuotas generan un incremento en los costos de producción.

Lo anterior, a su vez, genera una distorsión en el equilibrio de oferta y demanda.

Una cuota de catálogo generaría un incremento de costos que podría resultar en una barrera para el ingreso de plataformas más pequeñas o de nicho, que no tengan los recursos suficientes para producir o licenciar contenido Raul Katz, director de Investigación de Estrategia de Negocios en el Columbia Institute

A su vez, esta distorsión lleva a una reducción de contenidos locales en lugar de un crecimiento, con lo que se afecta el bienestar de los consumidores, al verse reducida la diversidad de contenidos y afectada la calidad de los mismos.

Entre los distintos mecanismos de estímulo a la industria audiovisual a nivel regional, los gobiernos de diferentes países buscan promover el valor del patrimonio cultural y estimular el crecimiento económico mediante el desarrollo de la industria audiovisual.

Con ello, pretenden también apalancar las ventajas comparativas en industrias creativas para incrementar la competitividad nacional. Sin embargo, el punto clave es ver cuáles son las políticas más adecuadas para alcanzarlos.

Incentivos tales como exenciones impositivas o reembolsos de gastos de producción son los más eficaces a estos efectos; por el contrario, una cuota de catálogo se torna contraproducente

Raul Katz, director de Investigación de Estrategia de Negocios en el Columbia Institute

En ese sentido, el especialista advirtió que la cuota de catálogos no beneficia a ninguno de los participantes de la industria audiovisual: consumidores, productores y plataformas; sino únicamente titular de los derechos de obras audiovisuales de producción nacional que podrían ser licenciadas nuevamente.

Para Katz, una cuota de catálogo afecta a todas las plataformas como Netflix, Amazon, HBO o plataformas locales que producen o licencian contenidos, pues verán sus costos incrementados.

Su análisis refiere que, si bien es cierto que las plataformas globales se nutren inicialmente de contenido internacional, también requieren de contenido local para realmente competir y triunfar en los mercados.

En la actualidad, la competencia es cada día más dinámica, además de que los consumidores son quienes demandan estos contenidos y las plataformas están reaccionando en consecuencia.

La aprobación de una cuota de catálogo en el mercado mexicano, para Katz, haría “significativamente difícil” el negocio de las plataformas de contenido sobre demanda para gran parte de las plataformas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here