DARPA está investigando la carga inalámbrica de larga distancia para sus enjambres de drones

161

Gizmodo-Mack DeGeurin

La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de Estados Unidos (DARPA), el brazo gonzo de I+D del Pentágono, ha participado en la invención de todo, desde el GPS y la traducción de voz hasta los primeros precursores de Internet. (La agencia también intentó desarrollar un elefante mecánico para atravesar Vietnam del Sur, pero quién se acuerda de eso). Ahora DARPA está trabajando con una startup para explorar formas de cargar drones de forma inalámbrica en pleno vuelo.

La compañía Electric Sky, con sede en Seattle, recibió $225.000 como parte del Programa de Investigación de Innovación para Pequeñas Empresas de DARPA para crear lo que ellos llaman el primer transmisor “Whisper Beam” del mundo, según un comunicado de prensa. Si bien la carga inalámbrica tradicional para drones se basa en microondas y láseres que se debilitan a medida que viajan a cierta distancia, Whisper Beam tiene como objetivo hacer lo contrario: volverse más fuerte a medida que se acerca a un receptor, dijo el CEO de la compañía, Robert Millman. Según los informes, Electric Sky usa un transmisor que envía ondas de radio que luego se enfocan en el receptor, en este caso, el dron.

“La tecnología Whisper Beam es el equivalente electromagnético de una galería de susurros”, dijo Millman. “En una galería de susurros, un solo oyente al otro lado de la habitación puede escuchar al orador, pero nadie más puede, ni siquiera las personas que se encuentran directamente entre el orador y el oyente. El sonido es demasiado débil para que lo escuchen”.

DARPA tiene un largo historial de interés en proyectos de drones. Durante años, la agencia ha imaginado un programa llamado Tácticas Habilitadas Para Enjambres Ofensivos (OFFSET) que verá enjambres de drones de hasta 250 vehículos no tripulados entrando en batalla junto con pequeños equipos de soldados. La agencia cree que estos pequeños ejércitos de drones pronto podrán ayudar a los soldados a limpiar edificios en áreas urbanas y realizar reconocimientos.

A principios de este año, DARPA demostró con éxito su capacidad para atrapar un dron X-61 Gremlin y devolverlo de manera segura a un avión C-130 cercano en pleno vuelo, un logro visto como un hito importante para hacer realidad los enjambres de drones. Mientras tanto, la agencia también está trabajando en una operación contra drones que usaría drones conectados con sensores para detectar y clasificar otros drones en entornos urbanos, señala C4ISRNET.

DARPA y sus socios tendrán que resolver el problema de la carga inalámbrica (por no mencionar la reducción de los costes de los drones) si estos enjambres de Call of Duty llegan alguna vez a los campos de batalla. Ahí es donde entra en juego Electric Sky. Como parte de la primera fase de su trabajo con DARPA, Electric Sky construirá y demostrará que su tecnología puede funcionar en distancias cortas. Los datos de esos experimentos se utilizarán para actualizar los sistemas para distancias más largas. El cofundador de Electric Sky, Jeff Greason, dijo a GeekWire que Whisper Beam podría funcionar en teoría con cualquier tipo de avión eléctrico.

“Es un mito que la transmisión de energía a larga distancia sea imposible”, dijo el cofundador de Electric Sky, Jeff Greason. “Simplemente nunca ha sido económica. Este nuevo método reduce el costo del transmisor terrestre y el tamaño del receptor a bordo del vehículo”.

Vale la pena vigilar las inversiones de DARPA, incluso si no estás particularmente interesado en robots de la muerte imperialistas pululando por ahí, porque muchos de los programas de la agencia acaban llegando a los consumidores cotidianos. Aunque DARPA probablemente no invirtió en investigación de GPS pensando que la tecnología algún día permitiría a un estudiante universitario rastrear a su repartidor de pizza a las 4:00 am, bueno, aquí estamos. Es posible que algo similar suceda con la carga inalámbrica en algún lugar en el futuro, aunque todavía es demasiado pronto para saberlo.