Cuba | De ciberclaria a ministra de Telecomunicaciones: quién es Mayra Arevich Marín

0
82

CiberCuba

Mayra Arevich Marín, la nueva Ministra cubana de Telecomunicaciones, tuvo un pasado de “ciberclaria”, con un perfil donde reproducía propaganda oficial y atacaba a periodistas independientes, como Yoani Sánchez, reveló este miércoles un reportaje del medio cubano Yucabyte.

Según la investigación, hasta febrero del 2019, fecha en que Arevich Marín colgó un perfil de Twitter con su propio nombre, la funcionaria ejercía labores de propaganda digital tras otro perfil, creado en noviembre de 2014, con el pseudónimo de Maria Silvia, el popular personaje de los animados de Juan Padrón, que tiene como protagonista a Elpidio Valdés, un insurgente mambí.

Con ese perfil lo mismo le ripostaba al senador norteamericano Marco Rubio que ofendía a activistas y disidentes.

La historia de Arevich Marín es la del ascenso de una gris funcionaria, sin demasiado nivel técnico, pero capaz de cumplir al pie de la letra las instrucciones ideológicas del Partido Comunista.

Después de graduarse de Ingeniería en Telecomunicaciones en 1989, la actual ministra pasó su servicio social de dos años (como especialista en conmutación telefónica) en la empresa telefónica “13 de marzo”, que acabó fusionada con ETECSA. En esta última empresa tuvo diversos cargos y llegó a ser presidenta ejecutiva, pese a los pobres resultados en el mandato de reducir la llamada “brecha digital” en Cuba.

La isla sigue siendo el país con los peores números del hemisferio occidental en lo relativo al acceso a Internet, si bien las cifras de conexiones han aumentado notablemente en los últimos tres años.

Donde sí destacó la funcionaria fue como “ciberclaria”, un nombre dado a los perfiles del gobierno cubano en las redes sociales que tienen el encargo de aumentar la presencia digital de las informaciones oficiales, denigrar a la prensa independiente o “combatir” las opiniones contrarias a la Revolución.

En junio del 2019, la periodista independiente Yoani Sánchez responsabilizó a Averich, por entonces presidenta ejecutiva de ETECSA, “por cualquier daño que suframos mi familia o yo a partir de la difusión de este mensaje de odio y misoginia en mi contra”.

La funcionaria había colgado diversas publicaciones en Twitter, insinuando que la periodista es un títere a las órdenes del gobierno de los Estados Unidos o mostrándola bajo la apariencia de un ratón bajo la frase: “Yoani no corras, ya tus mentiras son públicas”.

El pasado de ciberclaria de Arevich quedó en evidencia por una chapuza técnica en el uso de Twitter. “Al parecer, su experiencia de 32 años de trabajo en la única empresa de telecomunicaciones de Cuba no le sirvió para advertir que debía abrirse un perfil nuevo, y no cambiar simplemente de usuario, como hizo”, explica Yucabyte.

El pasado 20 de abril de 2021, la prensa oficial cubana dio a conocer que, por decisión del Consejo de Estado, Jorge Luis Perdomo Di-Lella asumía el cargo de viceprimer ministro, sustituyendo a Roberto Morales Ojeda, trasladado al Departamento de Organización del Buró Político del Comité Central del PCC. El puesto de ministro de Comunicaciones, que ocupaba Perdomo, le fue entregado a Arevich Marín, hasta entonces presidenta ejecutiva de ETECSA.

Según explica Yucabyte en su reportaje, los recientes ascensos y promociones realizadas durante el recién finalizado VIII Congreso del PCC, revelan la necesidad de premiar a ciertos voceros que han demostrado públicamente su lealtad al régimen. Otro ejemplo en este sentido sería el nombramiento de Humberto López (el rostro público de la campaña de difamación contra activistas y disidentes de la isla) como miembro del Comité Central del PCC

“Por supuesto, a Perdomo y a Arevich no se les premia por haber incumplido con la Agenda Conectar 2020, ni porque se entretuvieran haciendo de ciberclarias, sino por haber dirigido un lento y precavido proceso de informatización de la sociedad a la par de un acelerado y eficiente sistema de censura y violación a los derechos digitales sobre los usuarios del país”, asegura Yucabyte.

Perdomo Di-Lella es la figura que está detrás del Decreto-Ley 370, un mecanismo que legaliza la represión de la libre expresión en las redes sociales y que en la Isla se conoce popularmente como “Ley Azote”, mientras que Arevich parece ser la persona detrás del bloqueo a diversos sitios webs y medios independientes digitales.

“Con los ascensos de Perdomo y Arevich, el Gobierno cubano se blinda de golpe con dos Ingenieros y especialistas en censura digital. Este último tema, según evidenció el 8vo Congreso del PCC, interesa mucho al régimen”, concluye el reportaje.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here