Debilidad de Apple pone a temblar negocio de Japan Display

561

Seúl. La desaceleración en las ventas del iPhone durante 2018, combinada con la proliferación de nuevos modelos de iPhone, muchos de los cuales utilizan pantallas orgánicas más nuevas (OLED), han dejado a la nueva fábrica de Japan Display funcionando a la mitad de su capacidad.

Japan Display es el principal proveedor de pantallas para Apple desde hace varios años, e incluso ambas compañías acordaron construir una nueva fábrica en Japón en 2015, dedicada a la producción de paneles LCD destinados exclusivamente para productos Apple. La instalación era un proyecto costoso que comprometió aproximadamente 1.5 mil millones de dólares.

De acuerdo con fuentes de la industria, Apple acordó que pagaría la mayoría de los fondos para la construcción. A cambio, Japan Display pagaría a Apple al darle un porcentaje de ventas de pantalla a lo largo del tiempo.

Ante el contexto de desaceleración de los productos Apple, Japan Display está buscando un nuevo grupo inversor liderado por China Silkroad Investment Capital para un rescate, dijeron dos fuentes con conocimiento directo del asunto.

El acuerdo le daría al grupo chino una participación casi mayoritaria a cambio de una inversión de 500 a 700 millones de dólares, dijeron las fuentes.

Sin embargo, Apple no es el único cliente de Japan Display, ya que la empresa trabaja con otros productores de teléfonos inteligentes, incluidos Huawei, Xiaomi y Oppo.

Aun así, las relaciones se están desvaneciendo a medida que el mercado global de teléfonos inteligentes reduce su crecimiento y los proveedores optan por negociar con productores chinos.