ABC Tecnología-J.M.Sánchez

Los avances en inteligencia artificial son asombrosos. En los últimos tiempos las máquinas han conseguido superar al ser humano en muchas de las áreas. Incluso en algunos juegos y actividades en donde se requiere de una gran experiencia y dominar técnicas casi ancestrales. Se le ha ganado al ajedrez, al milenario Go o en videojuegos. Pero todavía está en pañales en muchos aspectos. Hay que depurar algunos de sus comportamientos, pero es indudable que el futuro viene marcado por la robotización.

Hay estudios, más o menos acertados, que apuntan a que la IA está en estos momentos alcanzando las capacidades del cerebro del ratón. Una controversia a tenor de los logros alcanzados; las máquinas superaron a la persona hace décadas, al menos en cálculo y precisión. Lo curioso es que uno de los software más avanzados del mundo, Deep Mind, empresa filial de Google, se ha mostrado incapaz de superar lo que para muchos interlocutores sería un simple examen de bachillerato. Una prueba de cuarenta preguntas (acertó únicamente catorce) que puede superar un adolescente de 16 años en edad escolar.

El ensayo, diseñado para evaluar el razonamiento matemático, presentaba importantes desafíos. Algunas de las preguntas enarboladas fueron «¿Cuánto es 17 x 4?» o «¿Cuál es la suma de 1+1+1+1+1+1+1?». El sistema se mostró incapaz de articular una respuesta. La razón de esta situación se debe al modelo de aprendizaje actual de la IA, basada en supuestos y ejemplos que, una vez incorporado, el software va «aprendiendo», es decir, incorporando y extrayendo patrones. Pero esta sencilla cuestión no encontró sentido en su base de datos.

Los investigadores comprobaron varios tipos de IA y descubrieron que los algoritmos tienen dificultades para traducir una pregunta tal como aparece en un examen tradicional, lleno de palabras y símbolos. DeepMind entrenó sus algoritmos de red neuronal con datos sobre Matemáticas, Álgebra, Aritmética, Estadísticas, Cálculo o polinomios. Los expertos, sin embargo, creen que todavía la IA tiene dificultades a la hora de aplicar razonamientos algebraicos.

Según el informe, incluso un simple problema matemático implica una gran capacidad mental, ya que las personas aprenden por inercia y de manera automática a comprender las operaciones matemáticas, memorizando el orden en el que se desarrollar hasta comprender cómo cambian los términos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here