Dell se escinde de VMWare para reducir deuda

0
2369

Dell Technologies anunció formalmente la escisión de su participación accionaria del 81 por ciento en VMware, con lo que la segunda volverá a funcionar como una compañía independiente, aunque mantendrán un acuerdo comercial para uso de canales de ventas y marketing.

Dell pagó 67 mil millones de dólares por el conglomerado EMC en 2016, que entre sus activos más importantes incluía un 81 por ciento de participación en VMWare.

Se espera que la transacción sea cerrada en el cuarto trimestre de 2021 sujeta a trámites fiscales. Una vez completada la escisión, Michael Dell seguirá siendo presidente y director Ejecutivo de Dell Technologies, así como presidente de la junta de VMware. Zane Rowe seguirá siendo CEO interino de VMware.

En una conferencia telefónica para inversores, Dell señaló los retos de la operación conjunta de ambas compañías. “Por mucho que aumentamos los ingresos de VMware, el mercado no parece apreciar una combinación de hardware y software“, dijo. Dell se especializa principalmente en el hardware (tanto PC, como servidores y almacenamiento), mientras que VMware solo se dedica al software.

Mediante un comunicado, Dell explicó que ambas compañías celebrarán un acuerdo comercial que preservará los enfoques únicos y diferenciados de las empresas para el desarrollo conjunto de soluciones críticas y la alineación en las actividades de ventas y marketing. VMware seguirá utilizando Dell Financial Services para ayudar a sus clientes a financiar sus transformaciones digitales.

El acuerdo incluye también un contrato de cinco años para que las dos empresas continúen colaborando bajo el esquema actual, seguido de extensiones anuales automáticas hasta que alguna parte lo cancele. Actualmente, al menos el 35 por ciento de las ventas de VMware dependen de acuerdos iniciados por Dell. Sin embargo, la compañía matriz también destaca que es una labor que deben afinar, ya que el esfuerzo de reventa de soluciones VMware apenas cubre los costos.

Pese a ello, Dell también confía en que la escisión permitirá grandes ofertas de venta en segmentos de gran crecimiento, tales como 5G y Edge Computing, según dijeron a inversionistas.

A través de la escisión, Dell busca capitalizar sobre el reciente repunte en el gasto en infraestructura y PC, los nuevos modelos operativos en la nube que impulsan el crecimiento de entrega de soluciones como servicio, la computación en el borde y las iniciativas de transformación digital a largo plazo de los clientes. Adicionalmente, buscará oportunidades en los mercados de nube híbrida, Edge, 5G, telecomunicaciones y gestión de datos.

Se espera que al cierre de la transacción, VMware distribuya dividendos a sus accionistas de entre 11.5 a 12 mil millones de dólares, de los cuales, Dell recibiría entre 9.3 a 9.7 mil millones de dólares, que la compañía pretende utilizar principalmente para el pago de deuda.

Asimismo, los accionistas de Dell Technologies recibirían aproximadamente 0.44 acciones de VMware por cada acción de Dell que posean, según las acciones en circulación en la actualidad.

“Ambas empresas seguirán siendo socios importantes, proporcionando a Dell Technologies una ventaja diferenciada en la forma en que brindamos soluciones a los clientes. Al mismo tiempo, Dell Technologies continuará modernizando su infraestructura central y negocios de PC y aprovechará nuevas oportunidades a través de un ecosistema abierto para crecer en la nube híbrida y privada, el borde telecomunicaciones”, dijo Michael Dell.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here