Demanda por 4G y 5G requerirá de nuevas posiciones de espectro para fortalecer el backhaul

0
263

El espectro radioeléctrico es el recurso esencial de la industria de telecomunicaciones, no sólo para ofrecer servicios comerciales a los usuarios finales, sino también para dar soporte y conectividad a las estaciones base que habilitan el servicio. En ese sentido, la GSMA recomienda a los reguladores una planificación temprana del espectro para fortalecer los servicios backhaul de la industria de telecomunicaciones.

Básicamente, el backhaul es la red que conecta las estaciones base de los operadores móviles al núcleo de la red, en conjunto con el fronthaul, que conecta la unidad de banda base y las unidades de radio, además del midhaul, un concepto introducido en 5G que se refiere a la conexión entre las particiones de una unidad base en una unidad remota y una unidad central.

En el nuevo reporte Espectro para backhaul inalámbrico, la GSMA destaca la importancia de contar con el espectro suficiente para fortalecer la conectividad backhaul de los operadores, de modo que se habiliten las nuevas capacidades del 5G de alta velocidad y baja latencia.

La asociación advierte que el tráfico mundial de datos móviles alcanzó aproximadamente los 33 exabytes (EB) por mes a finales de 2019, y se prevé que se quintuplique y alcance los 164 EB por mes en 2025. Se espera que la tecnología 5G represente el 45 por ciento del tráfico mundial de datos móviles para 2025.

Por ello, señala, “el backhaul debe evolucionar para soportar velocidades de datos significativamente más altas, tener una mayor resiliencia, soportar una mayor variedad de despliegues de red y extender la cobertura a las zonas rurales”.

Según el estudio, tradicionalmente han existido cuatro tipos principales de backhaul móvil: fibra óptica, cobre, backhaul inalámbrico terrestre y backhaul satelital. Sin embargo, la evolución de las redes móviles y el continuo aumento en el uso de datos implican que, en el mercado actual, predominen la fibra óptica y el backhaul inalámbrico terrestre, y continuarán predominando en el futuro próximo: conectarán el 97 por ciento de la totalidad de las estaciones base para 2027.

La GSMA estima que hacia 2027, al menos 60 por ciento del backhaul se continuará ofreciendo mediante enlaces de microondas y ondas milimétricas, pese al continuo crecimiento de la fibra óptica.

Por ello, para mantener la calidad de los enlaces, la GSMA recomienda que los reguladores deben considerar detenidamente los enfoques, los términos y las condiciones más eficaces para el otorgamiento de licencias para backhaul.

En consulta con la industria, agrega, los reguladores deben asegurar la oportuna disponibilidad de una cantidad suficiente y asequible de espectro para backhaul bajo enfoques, términos y condiciones razonables de licenciamiento.

En ese sentido, advierte que los elevados precios de espectro para backhaul representan un obstáculo para la evolución de las redes móviles, la mejora de la cobertura y las tecnologías para backhaul más eficientes en cuanto al uso del espectro.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here