Las cámaras de seguridad Ring, de Amazon, han sido demandadas por un usuario en Alabama, alegando que sus dispositivos fueron hackeados para hostigar a sus hijos de siete, nueve y diez años de edad.

Según la demanda, el usuario John Baker Orange compró su cámara Ring en julio de 2019, pero en las últimas semanas escuchó una voz a través del sistema de altavoces en donde una persona desconocida hablaba con sus hijos luego de un juego de baloncesto.

Este no es el primer caso que se reporta sobre violaciones de seguridad a través de las cámaras Ring. Varios informes de medios de comunicación y redes sociales han revelado otros casos en donde desconocidos comienzan conversaciones bidireccionales a través de los dispositivos.

La demanda también menciona los casos anteriores, incluyendo el incidente en donde un ciberdelincuente trató de manipular a una niña en Mississippi alegando que era Santa Claus.

“Ring no ha cumplido con la promesa central de proporcionar privacidad y seguridad a sus clientes, ya que sus sistemas de cámaras tienen fallas fatales”, asegura la demanda de Orange.

De acuerdo con el cliente de Alabama, Ring debe implementar la autenticación de doble factor para que los usuarios puedan verificar sus identidades. También señala que Ring no requiere de contraseñas complicadas para configurar el dispositivo.

La queja fue presentada en la corte federal de Los Ángeles. La principal solicitud es que Amazon y Ring paguen al usuario por los daños sufridos, así como exigir una mayor seguridad para las cámaras de la compañía nuevas y existentes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here