Portafolio

En su más reciente reunión, la CRC postergó la decisión de establecer si Claro es o no un actor dominante en el mercado de las telecomunicaciones en Colombia, determinación que sólo se tomaría hasta el 2020, situación que, según el operador Tigo, deja al sector sumido en un estado de incertidumbre indefinido que solo beneficia a Claro e impacta negativamente a los usuarios y al sector.


“Colombia va rumbo a un monopolio en el sector de las telecomunicaciones”, denunció Marcelo Cataldo, presidente de Tigo, tras las reuniones de la CRC y agregó que la postergación de la decisión demuestra que el Gobierno no entiende el sector de telecomunicaciones y la coyuntura que atraviesa. 

“La forma cómo se dilata una decisión de esta envergadura es una burla para el sector y sobre todo para los usuarios. El aplazamiento de la decisión beneficia, indudablemente, a Claro, que seguirá aprovechando su posición para trasladar su alcance a servicios fijos, a través de una oferta también conocida ‘cuadruple play’. Ahora, con la aprobación del proyecto de Ley TIC y la conformación de un nuevo regulador, es inviable que se dé una nueva reunión de la CRC, lo que deja al sector en un estado de incertidumbre indefinido”, dijo Cataldo. 

La decisión sólo se tomaría cuando entre en vigencia la ley TIC y según declaraciones de la propia CRC, la transición al nuevo regulador tomará como mínimo seis meses; lo significa que el Gobierno cerrará 2019 sin una decisión frente al tema, denuncia Tigo.

“CLARO RESPETA LAS DECISIONES DE LAS AUTORIDADES”


Tras conocer la postergación de la decisión por parte de la CRC, Claro señaló que es respetuosa de las autoridades judiciales, regulatorias y de Gobierno. 

“Frente a la actuación particular para determinar una supuesta posición de dominio en el mercado de servicios móviles, Claro confía en que el proceso se adelantará dentro del marco de la legalidad, respetando el derecho a la defensa y la consideración plena de las evidencias que demuestran que esta organización ha obtenido la preferencia de los usuarios como resultado de sus inversiones,del compromiso incuestionable con el desarrollo del país y de una oferta competitiva pensada en función del beneficio del usuario”, manifestó la compañía en un comunicado. 

Agregó que la Superintendencia de Industria y Comercio, máxima autoridad en asuntos de competencia, expresó: “… para esta Superintendencia no resulta suficiente el soporte probatorio a efectos de acreditar que Comcel S.A. cumple con todos y cada uno de los elementos que permitan su calificación como operador con posición de dominio en el mercado de Servicios Móviles, en los términos y condiciones establecidos por la misma CRC”.

Claro espera que la CRC actúe en consecuencia, de manera responsable, removiendo los obstáculos para que llegue más inversión, para promover la sana competencia en el sector de las telecomunicaciones y generar así más empleo y mejor conectividad, poniendo a Colombia en la senda de la Cuarta Revolución Industrial. 

“Es hora de pensar y actuar por el futuro de esta industria y de los beneficios para la gente. Por eso invitamos a todos los actores del mercado a avanzar de manera constructiva en el fortalecimiento de nuestras telecomunicaciones”,
concluyó la empresa. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here