La Oficina de Industria y Seguridad (BIS) del Departamento de Comercio de Estados Unidos restringió aún más la entrada de Huawei y de sus filiales al acceso a la tecnología y software estadounidense. Por razones de seguridad nacional, la dependencia agregó a la lista negra a 38 filiales de la compañía china entre las que se encuentran Huawei Cloud Argentina, Brasil, Chile, México y Perú.

“Huawei y sus filiales extranjeras han ampliado sus esfuerzos para obtener semiconductores avanzados desarrollados o producidos a partir de software y tecnología de Estados Unidos para cumplir con los objetivos de política del Partido Comunista Chino”, dijo el Secretario de Comercio, Wilbur Ross.

“Dado que hemos restringido su acceso a la tecnología estadounidense, Huawei y sus afiliadas han trabajado a través de terceros para aprovechar la tecnología estadounidense de una manera que socava la seguridad nacional y los intereses de la política exterior de Estados Unidos. Esta acción de múltiples frentes demuestra nuestro compromiso continuo de obstaculizar la capacidad de Huawei para hacerlo”, resaltó.

Según el comunicado del Departamento de Comercio, las 38 entidades añadidas a la lista de negra de la Norma de Productos Directos Extranjeros, elaborada en mayo, presentan un riesgo importante de actuar en nombre de Huawei en contra de los intereses de seguridad nacional, ya que “hay motivos razonables para creer que, de otro modo, Huawei trataría de utilizarlos para eludir las restricciones impuestas”.

Otras de las filiales que ahora no podrán adquirir chips y software estadounidense son: Huawei Cloud Beijing; Huawei Cloud Dalian; Huawei Cloud Guangzhou; Huawei Cloud Guiyang; Huawei Cloud Hong Kong; Huawei Cloud Shanghai; Huawei Cloud Shenzhen; Huawei OpenLab Suzhou; Huawei OpenLab Cairo; Huawei Cloud Francia; Huawei OpenLab Paris; Huawei Cloud Berlín; Huawei OpenLab Munich; Huawei Technologies Dusseldorf GmbH; Huawei OpenLab Delhi; Toga Networks; Huawei Technologies Marruecos; Huawei Cloud Países Bajos; entre otras.

En mayo pasado, BIS restringió la capacidad de Huawei de utilizar la tecnología y el software de Estados Unidos para diseñar y fabricar sus semiconductores en el extranjero.

Días atrás, Qualcomm comenzó a presionar al gobierno de Estados Unidos para obtener una licencia que le permita continuar suministrando chips 5G a Huawei, para no perder un negocio que está valorado en 8 mil millones de dólares anuales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here