El brote de coronavirus o COVID-19 ha dejado grandes pérdidas en el sector tecnológico como la movilización de negocios de China a otras áreas de Asia central, y la cancelación de eventos como el Mobile World Congress en Barcelona.

En China, ha provocado interrupciones en amplios sectores, incluidos los servicios de alimentos, el comercio minorista, el entretenimiento y el turismo en la tradicional temporada de festivales del Año Nuevo Chino, y muchas compañías retrasaron la reanudación de las operaciones hasta finales de febrero.

IDC pronostica que el brote de COVID-19 traerá cinco cambios importantes en el macroentorno de China: la inteligenteización y modernización de las operaciones gubernamentales, la descentralización de los conglomerados de ciudades centrales como en Wuhan, la aceleración de la transformación del sistema de atención médica, la aceleración del aumento de los negocios y servicios sin contacto, y la aceleración de estrategia de cadena de suministro global de China.

“Se espera que la interrupción macroeconómica provocada por el brote afecte significativamente el mercado de las TIC en China y lo reduzca aproximadamente un 10 por ciento en el primer trimestre de 2020″, señaló Kitty Fok, directora Gerente de IDC China.

IDC también enlista otras oportunidades potenciales para los vendedores de TIC chinos:

Oportunidades para clases y educación en línea, oficina remota y actividades en línea, aplicación de la industria 5G comercio y servicios no tripulados, y comercio electrónico de alimentos frescos en relación con el aumento acelerado de negocios y servicios sin contacto. Oportunidades para la gestión de la cadena de suministro, fabricación y robots de servicio en relación con la estrategia de aceleración de la cadena de suministro global China + 1.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here