Despliegue de 5G no perjudica la salud: GSMA

La asociación de operadores móviles señala que las señales radioeléctricas de la nueva red son inferiores al límite establecido por estándares internacionales.

1313

Tras el desarrollo de 5G, que ya se ha implementado en algunos lugares del mundo, han surgido preocupaciones sobre si la nueva red puede afectar la salud de las personas. Ante esto, la GSMA afirma que las señales radioeléctricas utilizadas en esta tecnología están sujetas a parámetros de seguridad internacionales, por lo que no representan un riesgo para las personas o el medio ambiente.

De acuerdo con la asociación de operadores móviles, no existen pruebas científicas para sostener que 5G es dañina para la población, ni para la flora o fauna. Para lograr la alta capacidad que promete la red, como mayor velocidad y menor latencia, se utilizan frecuencias altas o mejor conocidas como ondas milimétricas, cuyos niveles también están “muy por debajo de los establecidos”.

En Estados Unidos, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) concluyó de la misma manera que la tecnología de quinta generación no requiere de nuevos límites a los estándares de radiofrecuencias. Además, el Centro de Dispositivos y Salud Radiológica no encontró elementos para determinar que existen efectos adversos.

La GSMA explica en un informe que las redes 5G pueden usar antenas inteligentes, las cuales envían señales sólo a donde se necesita y reduce aquellas que no se requieren. También utilizan celdas pequeñas para una cobertura focalizada: todas ellas, refiere la organización, emiten radiaciones aceptables y bajo el límite determinado.

Por lo tanto, la asociación ha llamado a no limitar las ondas milimétricas para el despliegue de 5G con base en argumentos como que afecta a la salud, ya que con la nueva red se proyecta un crecimiento de 2.9 por ciento del PIB mundial hacia 2034 y los consumidores serán beneficiados, entre otras cosas.