Una semana después del terremoto de magnitud 6.4 que azotó Puerto Rico, y luego de otro sismo de 6.0 que ocurrió el sábado, así como de varias réplicas, los sitios que transmiten las señales celulares para las redes de comunicación que habían dejado de funcionar ya se han restaurado casi en su totalidad.

Sólo 1.8 por ciento (50 unidades) de los emplazamientos móviles se encuentran fuera de servicio, mientras que antes 31.7 por ciento (860) no estaban operando, debido en gran parte a los cortes de energía eléctrica y, en segundo lugar, a problemas de cableado, según los últimos informes de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Los municipios en donde todavía existen sitios celulares que no funcionan son San Juan (6), Mayaguez (5) y Corozal (4); Trujillo Alto, Yauco, Río Grande y Ponce con tres cada uno; Adjuntas, Aguadilla y San Germán, con dos cada uno; así como otras localidades donde sólo un emplazamiento está fuera de servicio.

Aunque casi una tercera parte de las estaciones móviles estaban inactivas tras los sismos, la FCC dijo que eso no significaba, necesariamente, que los puertorriqueños no tuvieran acceso a la red para poder comunicarse. Esto, debido a que las compañías montan infraestructura sobrepuesta para evitar interrumpir los servicios o usan sitios temporales. Además, los operadores informaron que estaban encendiendo generadores y baterías para reemplazar la energía eléctrica usual.

La revisión del funcionamiento de los emplazamientos celulares es clave en situaciones de desastre como esta, de acuerdo con la Comisión, ya que “la información sobre el estado operativo de los servicios de comunicaciones proporciona una conciencia situacional crítica y respalda los esfuerzos efectivos de respuesta a emergencias y restauración”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here